• Guerra en Siria
Publicada: sábado, 4 de agosto de 2018 11:50

Tras casi 8 años de guerra en Siria, hoy; podemos decir que aunque aún falte mucho por resolver y liberar, se vislumbra el fin de esta sangría de vidas inocentes.

Siria y su pueblo han sufrido y siguen sufriendo el mayor embate externo de la historia moderna, brutal golpe por parte de potencias extranjeras y de proxies o mercenarios. Estos asesinos a sueldo que en occidente los medios informativos del poder han puesto gran énfasis en llamarlos rebeldes moderados trajeron la muerte y destrucción al pueblo sirio, moderados los llaman dejando como algo anecdótico a los cientos de miles de radicales. Omitieron deliberadamente el enorme flujo de armas a estas bandas, su entrenamiento, su cobertura y respaldo y los billones invertidos en las agendas neocolonialistas para derrocar gobiernos molestos o movimientos díscolos a sus planes.

De ahí vinieron y vienen los casos como el de Libia, Yemen, Ucrania, Irán, Venezuela o Siria. Nada tienen que ver las libertades individuales o los legítimos anhelos de cambios. Poco se mencionaron las luchas de rifeños, saharauis o la clase trabajadora marroquí contra la satrapía monárquica de Muhamad VI, nada se habló de las matanzas y pucherazo electoral en Honduras, tampoco de la masacre de incontables bahreiníes hartos de sus miles de jeques, sultanes, príncipes y privilegios divinos que como no podían contener las protestas del pueblo llamaron al Ejército saudí a que matase a sus conciudadanos. Poco o nada se habló de las protestas de trabajadores franceses que pusieron en pie de guerra al neo emperador liberal Macron, tampoco de las protestas de miles de israelíes contra Bibi Netanyahu que pronto azotaría el saco de la “amenaza iraní” para no dimitir y esquivar el bulto.

Un Irán siempre en boca de todos para asustar o justificar sus planes injerencistas o de muerte, la República Islámica sirve como el cojo mantecas o el hombre del saco de la geopolítica.

No dicen que hace unas semanas el propio Giuliani, ex alcalde de Nueva York y ahora asesor de Trump, reconocía que las protestas en Irán estaban siendo creadas por ellos mismos para colocar a la terrorista y títere de occidente Maryam Rayavi. Así funciona el mundo para las élites: interés y podredumbre. Rayavi y su séquito de adeptos quien mataron a sus propios compatriotas iraníes luchando en favor de Sadam Husein en la Guerra Impuesta de Iran-Irak y que luego fue denominado como grupo y secta terrorista (Muyahidín Jalq). Ahora es la opción democrática para complacencia de la entidad sionista de Israel.

Veremos con el tiempo que nos depara este tema, volvamos a Siria aunque todo este interconectado…

Siria, Palestina, Líbano y Hezbolá, Yemen, Irán o Irak y su relación con el recientemente autoproclamado régimen teocrático y xenófobo de Israel. Pese a quien le pese, “la lucha es compartida” como acaba de decir la recién liberada Ahed Tamimi. Eso a algunos cuñados y cuñadas o tolais de la geopolítica les ha hecho explotar la cabeza también a sionistas, salafistas varios y militantes new-age o pseudo progresistas atlantistas de sofá orejero.

Siria de la mano de su pueblo, Ejército y Gobierno ha sido capaz de revertir en estos 8 años la guerra y agendas de más de 87 países.

No cualquier nación, sino las mayores potencias regionales y globales del mundo contra la que fuera cuna de la civilización. Esa épica resistencia no ha sido sin coste, ha supuesto uno de los mayores dramas humanitarios de la última década. Los asesinados rondan el medio millón de almas, los heridos y desplazados se cuentan por millones.Vergonzosas ansias imperialistas y repugnante e inservible Comunidad Internacional, manejada por el Capital del más fuerte que ladra o calla según la batuta del matón del patio.

Hoy el Ejercito Árabe Sirio y sus aliados palestinos, libaneses, iraníes, iraquíes y opositores reconciliados con el Estado han terminado de liberar la bolsa de rebeldes moderados y salafistas varios de Daraa sobre el terreno. Luchando por cada edificio y trinchera, avanzando metro a metro mientras desde los cielos la cobertura se la daban las fuerzas aeroespaciales rusas. Una bolsa que durante años ha compartido frontera con los territorios ocupados por Israel sin mayores problemas entre ellos. De hecho, cientos han sido armados, curados y apoyados por los elegidos de Sion a pesar de que aquellos rebeldes perteneciesen a Al-Qaeda, EIIL (Daesh, en árabe), Al-Zinki o Hayat Tahrir Al-Sham (HTS). ¡Qué curioso, o puede que no tanto! No solo ha quedado en eso, Israel en colaboración expresa de EE.UU. y el Reino Unido ha salvado de la bolsa a destacadas figuras salafistas antes de que fuesen apresados o matados por el Ejército sirio. Lo cómico de todo esto es que han sido trasladados a Occidente. Los racistas gobiernos occidentales que dicen no tener sitio para los pobres refugiados, los dejan morir en el mar aunque luego lloren lágrimas de cocodrilo. Eso sí, hay sitio de sobra para salafistas reaccionarios y rebeldes moderados como los de Las Ramblas, Niza o Bruselas.

Es lógico, al fin y al cabo, las bandas sio-wahabies no son más que ejércitos privados para dichas naciones. Baratos, sanguinariamente brutales y si caen en combate nadie reclamará nada al Ministro de Defensa ni habrá manifestaciones en las calles de París (capital de Francia), Madrid (capital de España) o Brístol (en el Reino Unido). Pura carne de cañón y presa ideologizada a bajo coste.

La guerra y el conflicto se posicionan claramente en favor del pueblo sirio y sus instituciones, pero ¿y ahora qué? A la vista, Siria afronta tres retos importantes.

Uno está en el norte, en la provincia de Idlib, donde miles de fundamentalistas y sádicos violadores y decapitadores han sido trasladados hasta esa zona desde las diferentes batallas en las que el Ejército sirio liberó el territorio.Las tropas gubernamentales tras liberar Daraa y la frontera con el Golán ocupado dispondrá de miles de efectivos para la operación de Idlib.

Según apunta la idea es llegar a algún tipo de acuerdo donde Turquía podría mediar ya que controla a gran número de esos grupos reaccionarios. Veremos si puede haber acuerdo político y evitar más sufrimiento y dolor para un pueblo que lo ha dado todo por su soberanía e independencia nacional más allá de la ideología, creencia o etnia individual. Mientras las negociaciones y la presión sobre los rebeldes de Al-Qaeda y derivados se acrecienta, el Gobierno sirio ha empezado a enviar a las Fuerzas Tigre y a la 4ª División de la Guardia Republicana y a ellos y ellas se les han sumado las Brigadas palestinas de Al-Quds y las divisiones de asalto de Hezbolá y asesores iraníes. Esperemos por el bien del pueblo sirio que haya una solución, pero si hay que luchar será una de las batallas más duras de esta guerra.

El bando opositor hace pocos días aunaba las diferentes facciones en un mando conjunto para resistir la ofensiva siria poniendo al frente a los terroristas de Yeish al-Fatah. Estaríamos hablando de miles de combatientes y que podría ampliarse en los próximos días ya que el Partido Islámico Turquestani no ha confirmado su unión por el momento a dicha alianza. Las cifras de efectivos son de escándalo. Imaginad lo que 3 personas hicieron en las Ramblas con un coche o una sola persona en Niza con un camión, extrapoladlo a lo que deben afrontar en Siria sumando a esos combatientes años de experiencia de guerra y muerte y los mayores y más sofisticados armamentos disponibles en el mercado.

El otro reto está en la gestión y negociación que Damasco y las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) están manteniendo, aunque hay muchos rumores y ninguna de las partes les da mucha importancia ni valor de cara al exterior.

El entendimiento es esencial para evitar más derramamiento de sangre siria pero veremos que margen de maniobra tienen las fuerzas kurdas que intentan bascular y acercarse a Damasco ante la inevitable puñalada de EE.UU. como ocurrió en Afrin (noroeste) o Manbiy (norte) apaciguando a su socio y hermano de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Turquía. El Ejército sirio y las fuerzas kurdas no han tenido grandes roces entre ellos y ha habido alguna cooperación en el pasado pero EE.UU. sí que ha efectuado sendas matanzas de tropas sirias so pretexto de defender a sus aliados de la Coalición Atlantista del que forman parte los y las kurdas.

Esto no ha impedido que el presidente sirio Al-Asad invitase al diálogo a las fuerzas kurdas para un entendimiento nacional y evitar más sufrimiento sirio. Con todo ello, las fuerzas kurdas, con la amenaza turca y la ayuda siempre oportunista americana han visto que su mejor opción es la negociación inter-siria. Además, debemos señalar que Al-Asad también advirtió que no permitirán la partición ni la ocupación de territorio sirio por ningún agente extranjero. Y es que en las zonas de la Federación del Norte de Siria (Rojava), extendida hacia los pozos gasopetrolíferos, campos de cultivo y reservas hídricas, no solo están apostadas las FDS sino también un gran número de ocupantes e invasores en inmensas bases… americanas, francesas, británicas, italianas… y según varias fuentes hasta comandancias saudíes y emiratíes en zonas conservadoras de la Federación.

Sería ridículo o muy ingenuo si alguien en su sano juicio pensase que los mencionados agentes extranjeros, abogan y apuestan por un movimiento socialista, comunitario, feminista y libertariocuando a lo largo de la historia estas potencias han destruido todo movimiento emancipador a lo largo del mundo. Puro interés para la consecución de sus agendas, el derrocamiento del Baas sirio, la partición de Siria o su total destrucción perpetuando la guerra eternamente.

Personalmente, creo que el entendimiento es posible e históricamente se ha dado, hasta el punto de que Siria fue lugar de acogida de cientos de miles de kurdos y de toda la cúpula político-militar del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK, por sus siglas en kurdo) que huían de la persecución turca. Veremos, por el momento todos son rumores y pequeños gestos, pero fue esclarecedor el comentario del traicionero y cambiante Saleh Muslim, que hace pocos días decía que “las FDS deberían participar en la ofensiva de Idlib para liberarla de los terroristas” y los rebeldes moderados del EIIL, Al-Qaeda y la órbita takfiri que conquistaron también Afrin. Veremos que margen de maniobra les deja la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés) y el Mando Central de Estados Unidos (Centcom, por su acrónimo en inglés) a los sirios de las FDS

Por último, estaría el escollo diplomático con las diferentes potencias ocupantes. Esta última traba sería difícil de solucionarla militarmente a no ser que fuese una insurgencia de baja intensidad, pero persistente. Alguna forma de guerra de guerrilla y desgaste, ya que las fuerzas ocupantes son algunas de las potencias más poderosas del mundo como son los Estado Unidos, Turquía, Francia o el Reino Unido. En ese contexto pudo ser clave la reunión entre Trump y Putin en Helsinki (Finlandia), donde pudieron hablar y negociar o pactar una salida honrosa para las potencias extranjeras que han visto truncados sus planes de cambio de régimen para Siria y por extensión la desarticulación del Eje de la Resistencia frente al Sionismo y el Imperialismo anglosajón en la zona. Para ello, Rusia y EE.UU. podrían haber asegurado la seguridad de su socio mutuo y vecino de Siria, el engendro sionista de Israel.

Reafirmando todo lo anterior estarían las declaraciones de la Conferencia de Sochi de este fin de semana, donde se apunta a la retirada de potencias extranjeras y al respeto de la soberanía territorial siria y a la seguridad de los vecinos de Siria.

Muchas teorías y conjeturas, muchos deseos y anhelos de que el heroico pueblo sirio pueda respirar otra vez en paz. Un pueblo de pueblos, un pueblo de diferentes etnias y creencias, culturas milenarias, vibrante, tolerante, solidario, resistente, digno, alegre, combativo.

Escrito por Aritz Saidi Olaortua @aritz_so

Comentarios