Publicada: domingo, 18 de febrero de 2018 12:27
Actualizada: miércoles, 21 de febrero de 2018 11:52

La guerra de injerencia en Siria va para 7 años y aunque desde el principio era obvia la participación de agentes externos, las últimas semanas están siendo realmente reveladoras. Tan esclarecedoras que sin ser un conspiranoico ni tampoco Nostradamus con sus profecías, hemos estado muy cerquita de una Tercera Guerra Mundial. Podríamos decir que la guerra siria de facto ya lo es, aunque hasta ahora en su versión mini.

La guerra de injerencia en Siria va para 7 años y aunque desde el principio era obvia la participación de agentes externos, las últimas semanas están siendo realmente reveladoras. Tan esclarecedoras que sin ser un conspiranoico ni tampoco Nostradamus con sus profecías, hemos estado muy cerquita de una Tercera Guerra Mundial. Podríamos decir que la guerra siria de facto ya lo es, aunque hasta ahora en su versión mini.

Pero pongámonos en situación, ¿qué está pasando actualmente?

En el norte, en el cantón kurdo sirio de Afrin, tenemos la invasión turca. Como es habitual para justificar la tropelía, Turquía dice luchar contra el “PKK y Daesh”. Por lo visto, para Erdogan hay una alianza entre ambos. Esa dicotomía solo puede ser asociada y asimilada por una mente enferma como la del propio Sultán. Para minimizar las bajas del Ejército turco, están utilizando unidades del Ejército Libre Sirio (ELS). El ELS son más conocidos en los medios occidentales y por sus contertulios como “rebeldes moderados sirios”. Grupos puestos a analizar, que son en muchos casos mercenarios chechenos, uigures chinos o kazajos y a la vez tan moderados como los de los atentados de las Ramblas o Niza. Algunos combatientes de esas brigadas hace unos meses eran aliados de las milicias kurdas, que cuando entró Turquía en acción, cambiaron el parche de sus uniformes como otras tantas veces en esta guerra. Sería cómico si no fuese porque por culpa de estas bandas de asesinos y los apoyos occidentales y de potencias regionales han muerto cientos de miles de sirios y sirias.

Las milicias kurdas resisten estoicamente, aunque los últimos días han empezado a perder algo de terreno. Los EE.UU. aliado de los kurdos en el resto de Siria, en Afrin los ha abandonado. No es nada personal solo que se enfrentan a Turquía que es la joyita estratégica de la OTAN, y poniéndolo en la balanza… gana el Sultanato. Por su parte, las movilizaciones kurdas han sido masivas y se han desplazado convoyes enteros a la zona de Afrin desde otras zonas de Siria. El Gobierno sirio en cambio, a pesar de las tensiones ha dejado pasar por zonas bajo su dominio a esos convoyes de combatientes y armamento pesado kurdos. No está interviniendo directamente en las batallas, pero está proporcionando alimentos, combustible y medicinas al cantón atacado. Hubo un acercamiento con la petición de ayuda desde el bando kurdo pero las negociaciones no fructificaron. Ya fuese por la exigencia gubernamental de entrada del Ejercito Árabe Sirio para la defensa de la frontera o por las presiones o rechazo de EE.UU. y la coalición kurdo-árabe que creó el Pentágono y del que las YPG forman parte, las FDS (Fuerzas Democráticas Sirias). Turquía en ese contexto sigue con sus planes expansionistas y aprovechando la operación de Afrin, ha intentado por dos veces bloquear el paso a las tropas gubernamentales siendo las dos repelidas con fuego de gran calibre. Erdogan intentaría con ese movimiento impedir las operaciones que llevan a cabo las tropas sirias y sus aliados contra las bandas criminales que el Sultán, Trump o Netanyahu apoyan y financian.

El Ejercito Árabe Sirio mientras tanto lucha en múltiples zonas contra los mercenarios wahabí-sionistas, aunque el frente más extenso del país está en Idlib. Los terroristas que se rendían pero no querían reconciliarse con el Estado, eran todos transportados a la provincia mencionada. El Gobierno sirio ha jugado con astucia esa carta ya que, aun siendo todos radicales salafistas, cada cual tenía sus propios objetivos y patrocinadores internacionales, haciendo que muchas veces hayan terminado luchando entre sí. De esta manera, a veces han facilitado la labor de las tropas gubernamentales, aunque siendo honestos, hay que aclarar que muchas otras veces los gánsteres han luchado unidos y sin fisuras contra las tropas sirias y sus aliados ya que son el enemigo prioritario para estos mercenarios.

Los hombres y mujeres del Ejército Sirio han sido recientemente capaces de liberar las provincias de Hama y Alepo a pesar de las numerosas bajas sufridas, y es un dato esperanzador para la población que vive bajo el yugo salafista desde hace años. Aun así, queda mucho territorio por liberar y los combatientes lucharán hasta morir así que no va a ser un paseo. Añadir a eso que están armados por diferentes potencias con armamento pesado y muy avanzado, incluso hasta el punto de haber derribado un cazabombardero SU25sv ruso hace pocos días. Quedan duras batallas por luchar contra los más experimentados mercenarios de la guerra, enclaves como Idlib o Ghouta van a ser durísimos. Además, todo apunta a que podríamos esperar otro “ataque químico” para provocar una intervención extranjera directa en contra de las tropas sirias y así, socorrer a los proxies y lacayos del Imperio. La mentira y desinformación son brutales en esta guerra y debemos de estar atentos para no terminar asimilando la agenda de las potencias internacionales. Mentiras como los supuestos ataques químicos por parte de tropas sirias, que incluso el Comandante Mattis, ha reconocido que no tienen ninguna evidencia sobre ellas. O también las famosas torturas sistemáticas de la cárcel de Saydnaya que hace un par de días Amnistía Internacional reconocería que las investigaciones se hicieron desde el Reino Unido y con fuentes sin contrastar. Mismo patrón embustero que el de las las armas de destrucción masiva iraquíes o los bombardeos de Gadafi sobre población civil, un solo objetivo, cambio de gobierno e inserción de un régimen títere a los intereses occidentales.

Un occidente que en los últimos días está mostrando su determinación a que la guerra siria o la ganen sus objetivos o se alargue hasta conseguir lo mismo. Decíamos que Turquía merodea por la zona de Afrin, Alepo e Idlib en su “lucha contra el terrorismo”. A su vez, EE.UU. también invade el norte de Siria y toda la ribera este del Éufrates. Para ello tiene dos herramientas. Una, al igual que Erdogan, es la famosa “lucha contra el terrorismo”. La otra, es la justificación y uso como pretexto de ayudar a las FDS y de paso ocupar todas las zonas energéticas del país o incluso fomentar la partición del país.

Todo esto cuando las negociaciones entre diferentes agentes políticos sirios pactarían la creación de una nueva Constitución a redactar conjuntamente y el compromiso con la integridad territorial de la República. En esa Cumbre celebrada en Sochi (Rusia) tomaron parte cientos de agentes político-sociales de la oposición y también de la órbita gubernamental. Faltaría la delegación kurda que declinó ir por los ataques turcos a Afrin, y entre bambalinas, también se dice que por presiones para no acudir por parte de EE.UU. Muchos de los grupos que fueron allí están en lucha y bajo fuego enemigo pero en un intento de solucionar el problema, estuvieron presentes. De ahí las especulaciones sobre el rechazo de la PYD kurda. Aparte de la delegación mencionada, faltaron a la cita todos los grupos reaccionarios salafistas del entorno saudí que rechazaron la Cumbre y cualquier opción de paz y reconciliación. Éste último grupo era de esperar que faltase a la cita, desde un principio su agenda ha sido clara.

Ante ese panorama a EE.UU., Francia, Israel, Reino Unido o Arabia Saudí se les torcían los planes y rechazaron los logros conseguidos en Sochi. Unos acuerdos que con vistas a un futuro entendimiento son muy importantes para las venideras conversaciones en Ginebra entre las partes en conflicto y la ONU. Pero seamos sinceros, EE.UU. sabe jugar sus cartas a la perfección y en pocos días ha sido capaz de darle la vuelta a la tortilla.

En la provincia de Deir Ezzor, al este del Éufrates están las mayores reservas gasísticas y petrolíferas de Siria y en ella están los EE.UU. y sus aliados de las FDS (kurdos y árabes). Hay varias tribus en esa zona desértica, todas ellas son muy conservadoras y reaccionarias, pero algunas cuando el ISIS hizo acto de presencia en la zona no claudicaron y fueron masacradas. Ejemplo de una de esas, los Al Baqera que luchan en las milicias paramilitares leales a Damasco. Otras muchas se alinearon con el EI por simple supervivencia y otras tantas se les unieron por comulgar con el dogma takfirí. Muchas de esas tribus son parte del Consejo Militar de Deir Ezzor, que fueron absorbidas en la conquista que los Rangers, los Seals y las FDS harían de los pozos gaso-petrolíferos al éste. Ese objetivo en realidad no era prioritario para las YPG a no ser que fuese para una posterior negociación con Damasco pero un interés muy diferente mostró los EE.UU. empujando a los kurdos a la conquista de los pozos y las bolsas de gas.

Hace unos días cuando la guerra parecía podría estar llegando a un posible fin a corto plazo, todo se complicó y mucho además. En la pequeña orilla al este del Éufrates bajo control gubernamental se produjeron unos ataques por grupos desconocidos que el Gobierno tachó de la órbita del EI. Por aquella época los kurdos y el Consejo de Afrin seguían pidiendo más ayuda a Damasco contra Turquía. Fuentes de ambas partes informaban de negociaciones entre kurdos y Gobierno y por lo visto estarían hablando sobre la entrega de la planta gasística de Conoco y la estación petrolífera de Al Omar. Por el contrario, Damasco ofrecería cobertura al cantón de Afrin contra los mercenarios pro-turcos y la aviación turca. Parecía que algo se movía, el Ejército Sirio colocaba baterías antiaéreas en Idlib para sus operaciones en las bolsas aunque en principio no le haría falta en su lucha contra el takfirismo. A su vez un movimiento de tropas de élite sirias cruzaba el Éufrates hacia su punta de lanza en la orilla del éste. Es ahí donde se sitúan los ataques del entorno yihadista y la respuesta del ejército sirio. Las tribus progubernamentales y diferentes tropas de élite salieron de Khusham hacia el foco de los ataques, bombardeando posiciones que están bajo control de las FDS pero que no hicieron nada durante los días anteriores contra aquellos desconocidos. Las FDS y el Consejo Militar de Deir Azzor atacaron a las fuerzas gubernamentales y pidieron apoyo aéreo americano. La respuesta de la USAF fue inmediata y barrió toda la columna durante más de 3 horas de brutales bombardeos. Sin fuego de advertencia o aviso. 2 bombarderos c130 y B52, 12 F15, 7 F22 de quinta generación, helicópteros Apache y fuego de artillería. Brutal respuesta y brutales números de bajas en el bando gubernamental. Nadie confirma nada, pero los números son abrumadores….

Cerca de 150 asesinados en las tropas sirias, de los cuales unos 27 serían miembros del grupo de elite ISIS Hunters. A ello y a pesar de una gran nebulosa habría que añadir combatientes rusos, algunos voluntarios nazbols (bolches) venidos desde Donetsk o Lugansk y otros muchos contratistas y mercenarios de la empresa rusa Wagner. Las bajas rusas se cuentan por decenas, aunque no hay un número exacto.

Tras aquella masacre las YPG han intentado desmarcarse rápidamente aludiendo que no cuentan con efectivos en la zona y las FDS dicen que los sirios fueron quienes atacaron primero. Las tropas sirias que todo estuvo preparado y coordinado y que ellos fueron los atacados. Sea como fuere, lo cierto es que es imposible que la aviación de la USAF efectuase semejante despliegue en un lapso de 30 minutos como dijo en un primer momento. Más tarde saldrían videos del Consejo Militar aliado de EE.UU. y sus Comandantes amenazando de que expulsarían a las tropas sirias, derrocarían a Bashar al-Asad y que marcharían a Damasco. Todo eso, entre miles de “Allah Akbar”. Muchos de estos combatientes hace meses luchaban en el bando radical y los EE.UU. los recicló para sus FDS y la colonización de zonas árabes sirias, la anexión de los recursos energéticos del país clave para la financiación de la futura reconstrucción y como no, para una posible partición del país con la creación de una Guardia Fronteriza. Por cierto, Guardia Fronteriza que Tillerson dijo crearían, después de la reacción turca aseguró que no la crearían pero que en los presupuestos aprobados hace un par de días para el 2019 ha destinado 250 millones de dólares. Una buena partida para no crear nada.

Hasta el momento no ha habido respuesta siria ni rusa aunque USA al igual que Turquía, está operando ilegalmente en Siria. Están rompiendo con la legalidad internacional y socavando la soberanía e integridad nacional sirias pero hoy día para algunos no existen los tratados internacionales. No hubo un ataque de represalia, pero lo que sí hubo fue un movimiento de baterías antiaéreas sirias de Idlib hacia Damasco, que desconozco si tuvieron relación pero que al poco tiempo Turquía se sintió libre y volvió a utilizar sus F16 para bombardear posiciones de las FDS en Afrin. A pesar de las hostilidades creadas en Deir Azzor, el cantón de Afrin sigue recibiendo el flujo de ayuda desde zona gubernamental pero piden a Damasco luchar contra Turquía. Damasco como Teherán condenan pero aparte de las dos veces donde bombardearon los convoyes militares turcos escoltados por Al Qaida, no han confrontado directamente a los turcos y parece que menos ahora que en Deir Azzor fuerzas de las FDS y el Consejo Militar llevan 4 días atacando posiciones del ejército.

Mientras Damasco movía las baterías antiaéreas hacia la capital, se producía otra gravísima escalada bélica en Siria. Pero… ¿es posible algo más?

El régimen sionista ha efectuado más de 100 bombardeos en estos 7 años de guerra siria, a veces contra objetivos de las milicias libanesas, otras contra tropas sirias y otras para dar cobertura y soporte aéreo a las bandas salafistas.

El ISIS y grupos afines a Al Qaeda comparten frontera con Israel en la zona ocupada por los sionistas de Los Altos del Golán. Esta meseta rica en recursos energéticos fue ocupada y anexionada por la entidad sionista en los años 70. Aunque la Resolución 242 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas exige la devolución de dicha área a Siria, Israel vuelve a hacer oídos sordos y la comunidad internacional no hace nada. Israel actúa con total impunidad, como lo viene haciendo con sus abusos al heroico y resistente pueblo palestino. El régimen sionista ha efectuado más de 100 bombardeos en estos 7 años de guerra siria, a veces contra objetivos de las milicias libanesas, otras contra tropas sirias y otras para dar cobertura y soporte aéreo a las bandas salafistas. Una ayuda que también se ha efectuado tratando a los heridos, armándolos y dándoles datos de inteligencia vitales. Suena a chiste pero es muy real, como dijo el Ministro sionista Yaálon “prefiero al ISIS que a Al Assad o a Irán en nuestra frontera, el ISIS tampoco es tan malo”. Estando las cosas así y con el vértigo de lo sucedido en Deir Ezzor el ejército sirio avanzaba luchando contra las fuerzas “rebeldes” hacia la frontera con Israel cuando de repente el ente sionista dice derribar un dron iraní en su territorio. Y digo dice porque solo han mostrado imágenes de un supuesto ataque, pero ninguna del aparato. En cualquier caso, si fuese cierto esto se habría producido en los Alto del Golán, como hemos dicho territorio sirio ocupado por Israel. Sea como fuere, Israel respondió a la “supuesta incursión” con un bombardeo a gran escala, pero esta vez, Siria respondería. El Mando General sirio venía avisando de que no permitiría más incursiones sionistas, y esta vez cumplió su palabra. La nación árabe lanzaría múltiples misiles antiaéreos derribando un F16 y dañando un helicóptero Apache. Fue un hito celebrado por millones de personas en el Mundo, desde Palestina hasta Argelia o Cuba pasando por Caracas o Praga. La respuesta sionista no se hizo esperar y horas más tarde lanzaría un ataque masivo contra instalaciones sirias e iraníes cerca de Damasco. Irán por su parte negó la participación tanto en el dron como en el derribo del caza pero avisó a Israel y a los EE.UU. que si los atacaban les traerían el infierno hasta su puerta. A Israel sus habituales técnicas de “hit and run” (golpear y huir) parece que se le han terminado, o al menos volverá a pensárselo dos veces la próxima vez.

Fueron horas muy tensas, ya que al derribo del caza ruso y a la muerte de su piloto habría que sumarle el asesinato de tropas sirias y rusas a manos de la US Air Force y las FDS en Deir Ezzor. Añadiendo a su vez el derribo de un caza israelí y el bombardeo a instalaciones iraníes en Siria. Parecía que se le avecinaban tiempos difíciles a la humanidad pero finalmente el sentido común o el miedo pararon la calenturienta escalada.

Veremos si es momentáneo o fue un parón puntual, el tiempo nos lo dirá. En el frente vienen difíciles batallas… en Deir Ezzor las tribus de las FDS por ahora siguen atacando posiciones gubernamentales, las Fuerzas Tigre sirias parece que se desplegarán en Ghouta para intentar liberar la bolsa sitiada desde hace años pero que está perfectamente fortificada subterráneamente con los más duros combatientes salafistas en su interior y el uso de civiles como escudos humanos. Además, siempre existe la opción de un auto ataque químico o simulado por parte rebelde para facilitar una intervención extranjera que dé la vuelta a la partida. En Afrin los turcos siguen masacrando a los civiles con la excusa de lucha contra el terrorismo sin que nadie pare los pies al Sultán de la OTAN. Las FDS (YPG/YPJ) resisten bien pero si sus aliados del éste del Éufrates siguen atacando a las tropas gubernamentales podrían resentirse del apoyo que reciben en forma de alimentos, medicinas, combustible o paso de convoyes. A mencionar también un dato que muchos en occidente omiten, pero que los medios turcos no pasan desapercibidos y es que las YPG e YPJ están destruyendo un grandísimo número de tanques y blindados turcos e incluso algún helicóptero y dron armados. Gran parte de ese armamento táctico que están utilizando no es de fabricación americana, ni francesa, ni inglesa… son los Typhoon2 antitanque, los misiles antiaéreos portátiles (manpad) Misagh-1 y proyectiles de artillería de 107mm todos de fabricación iraní. Es algo que a muchos les costará reconocer o entender, pero así es esta guerra. Ese armamento podría haberse comprado en el mercado negro pero en esas cantidades es casi imposible. Lo más probable sea que bien Teherán y Damasco estén intentando diezmar a Turquía armando a las YPG de Afrin, o que el PKK haya sido armado por Hezbollah. A ambos les une un estrecho vínculo desde hace décadas, cuando bajo el paraguas sirio combatían y entrenaban juntos en el valle de la Bekka. También existiría la posibilidad de que voluntarios chiíes apoyados por Irán, cercanos a Zahra, hubiesen ido a combatir a los lacayos turcos y a ayudar a sus vecinos de Afrin. Mini Guerra Mundial III.

Esperemos que las partes que resisten y luchan contra la invasión de potencias extranjeras (USA, Turquía, Israel, OTAN…) y a sus mercenarios salafistas puedan entenderse y aunar esfuerzos. Los reportes que llegan desde la zona apuntan a un acuerdo entre las YPG y Damasco para la defensa de Afrin, sería de celebrar y ojala que el hecho, de confirmarse, sea extrapolable a otras zonas. Es necesario se entiendan ya que Turquía y EE.UU., pueden maquinar fácilmente nuevos sangrientos escenarios.

Aritz S.O. @aritz_so
Vasco. Cooperativista industrial, sector energético. Ciencias Políticas, Relaciones Internacionales. Lucha de los pueblos.

Comentarios