• El premier israelí, Benjamín Netanyahu, muestra al científico nuclear iraní Mohsen Fajrizade en un discurso, 30 de abril de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: domingo, 29 de noviembre de 2020 18:00

Malasia atribuye a Israel y EE.UU. el asesinato de científico iraní y urge a la comunidad internacional a no quedarse callada ante esta “provocación” a Irán.

En un comunicado publicado este domingo, el presidente del Consejo Consultivo de la Organización Islámica de Malasia, conocida como MAPIM, Mohd Azmi Abdul Hamid, ha condenado el asesinato, cometido el viernes, del prominente científico nuclear iraní Mohsen Fajrizade, que marca “el segundo asesinato selectivo” de alto perfil de un destacado funcionario iraní después del homicidio del teniente general Qasem Soleimani, comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, y ha advertido que este podría tener consecuencias graves y nefastas para la región, en particular, y el mundo, en general.

Esta organización no gubernamental (ONG) ha dejado claro que no cabe ninguna duda de la posible participación de Israel en este atentado. “El asesinato no disuadirá a los iraníes de fortalecer su determinación a resistir ante el terrorismo de Estado, especialmente de Israel, que cuenta con el apoyo de EE.UU.”, ha sentenciado.

En la nota, la oenegé malasia denuncia que el asesinato del científico iraní se llevó a cabo con el objetivo de ejercer una mayor presión contra Irán para obstaculizar sus avances científicos y de defensa, pero resalta que tales intentos para impedir el desarrollo del país persa resultan del todo inútiles.

 

Abdul Hamid ha catalogado como “una provocación para la guerra” el asesinato de Fajrizade, asegurando que “es muy indicativo el papel de Israel” en este acto, que fue ejecutado en medio del anuncio del presidente saliente estadounidense, Donald Trump, de que EE.UU. podría atacar Irán.

Ante tal panorama, ha recordado a la comunidad mundial que “no puede percibir este acto de cobardía como un simple asunto iraní” y ha aseverado que “atacar a entidades e individuos iraníes es un terrorismo al que se debe responder con firmeza”.

“Pedimos a la comunidad internacional que no se quede callada. Deberían salir a condenar este acto de terrorismo de Estado. Los servicios secretos israelíes han estado desplegando escuadrones asesinos para eliminar a ciertas personas. Forma parte de su agenda intensificar la presión sobre Irán para suscitar una guerra en toda regla”, ha alertado.

Irán ha solicitado a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y a la comunidad internacional que condenen la muerte de Fajrizade y ha advertido de cualquier aventurismo de EE.UU. y el régimen de Israel en su contra, sobre todo durante el período que le resta a la Administración de Trump al frente del país norteamericano.

tmv/anz/fmk/mkh