• Manifestantes se manifiestan en pro de los derechos de los discapacitados, Nueva York, EE.UU., 19 de enero de 2019.
Publicada: lunes, 22 de noviembre de 2021 10:06

En EE.UU. los discapacitados son víctimas de delitos violentos y victimización de manera desproporcionada, según datos publicados por el Departamento de Justicia.

De acuerdo con los datos, la frecuencia de estos delitos también está aumentando, ya que las personas con discapacidad representan el 26% de los delitos violentos no mortales de 2017 a 2019.

A pesar de que los discapacitados representan solo el 12 por ciento de la población, son víctimas de la violencia a un ritmo casi cuatro veces mayor que las personas sin discapacidad.

Mientras tanto, la disparidad es aún mayor entre las mujeres discapacitadas con la perspectiva de su victimización que parece ser casi inevitable para algunos, argumentan los activistas.

Asimismo, la violencia doméstica y de pareja contra las mujeres discapacitadas también está presente, y los activistas afirman que es sintomática de los fallos de un sistema que no está hecho para el bienestar de las personas discapacitadas.

 

Los activistas creen que la prevención de este tipo de ataques es una batalla ardua, dada la falta de investigación sobre la violencia en las instituciones, la desconfianza de la comunidad en las fuerzas del orden, la pobreza y la sobrerrepresentación en el sistema de justicia penal.

De acuerdo con las cifras del Departamento de Justicia estadounidense, la tasa de delitos violentos contra las mujeres discapacitadas es de 49,4 por cada 1000 personas, cifra superior a la de los hombres y mujeres sin discapacidad.

Esa cantidad es de 42,7 por 1000 para los hombres discapacitados, y para todas las personas no discapacitadas, desciende considerablemente, situándose en 12,3 por 1000 personas.

En general, la tasa de personas discapacitadas ha aumentado de 2009 a 2019 y la tasa de victimización violenta pasó de 28,8 por cada 1000 personas discapacitadas a 46,2.

mep/tqi/mkh