• El comandante en jefe del CGRI de Irán, el general de división Hosein Salami, ofrece un discurso en el funeral de Soleimani, 7 de enero de 2020. (Foto: FARS)
Publicada: martes, 7 de enero de 2020 5:30
Actualizada: martes, 7 de enero de 2020 7:49

El comandante en jefe del CGRI de Irán, el general de división Hosein Salami, promete una “severa venganza” contra EE.UU. por el asesinato de Soleimani.

Al inicio, digo la última palabra: Vengaremos, Vengaremos duro, severo y de manera difinitiva”, ha vuelto a aseverar este martes el comandante en jefe del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán.

En un discurso ofrecido durante el funeral —en Kerman— del teniente general Soleimani, Salami ha subrayado que el asesinato del comandante de la Fuerza Quds del CGRI de Irán por Washington en Irak, pondría punto final a la presencia militar de EE.UU. en la región.

Al destacar el papel relevante que desempeñó el mártir Soleimani en defensa de la estabilidad y seguridad regionales, Salami ha calificado al comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes como el “arquitecto de la derrota de EE.UU. en la zona de Asia occidental”.

Soleimani frustró planes de Estados Unidos para perturbar la paz de los musulmanes. No dejó que el país norteamericano domine a Irak. No ha permitido que Yemen fracase ante las conspiraciones (de EE.UU.). (…) Ha neutralizado, asimismo, complots de EE.UU. para destruir el Eje de la Resistencia en Siria”, ha remarcado.

 

El enemigo estadounidense debería saber que el mártir Soleimani es más peligroso que vivo, ha agregado el general de brigada Salami.

“Las semillas del rencor de EE.UU. han sido sembradas dentro de los corazones de las naciones musulmanas y no musulmanas, pues los musulmanes no dejarán ningún sitio seguro para EE.UU. en ninguna parte (del mundo)”, ha alertado.             

En el ataque aéreo de EE.UU. en Bagdad, capital de Irak, también cayeron mártires algunos combatientes de las fuerzas populares iraquíes Unidades de Movilización Popular (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), incluido su subcomandante Abu Mahdi al-Muhandis.

Bagdad y Teherán han denunciado contundemente el acto terrorista de Estados Unidos, que constituye una flagrante violación de la soberanía de Irak. El Parlamento iraquí aprobó el domingo la expulsión de las fuerzas norteamericanas de su país.

La República Islámica ha advertido a su vez a Washington que ha entrado en un juego peligroso al asesinar a Soleimani y debería esperar duras respuestas de Irán.

mnz/lvs/mkh

Comentarios