• La hermana del líder norcoreano, Kim Jong-un, Kim Yo-jong (c), llega a la estación de tren de Jinbu en Pyeongchang, Corea del Sur, 9 de febrero de 2018.
Publicada: martes, 22 de noviembre de 2022 19:17

La hermana del líder norcoreano advierte a EE.UU. que enfrentará “una crisis de seguridad más fatal” si busca presionar a Pyongyang a través de la ONU.

Al comparar a Estados Unidos con “un perro que ladra aterrorizado”, Kim Yo-jong, la hermana de Kim Jong-un, ha indicado que Washington está empujando a la península de Corea hacia una nueva crisis y le ha advertido sobre “la contramedida más dura”.

“Estados Unidos debe tener en cuenta que no importa cuán desesperadamente busque desarmar a Corea del Norte, nunca podrá privarla de su derecho a la autodefensa y, cuanto más se empeñe en los actos contra Corea del Norte, se enfrentará a una crisis de seguridad más fatal”, ha avisado en un comunicado difundido este martes por la Agencia Central de Noticias de Corea (KCNA, por sus siglas en inglés).

La poderosa hermana del líder norcoreano ha criticado la reunión del lunes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) para abordar el lanzamiento de misiles balísticos intercontinentales de Corea del Norte. Para ella, evidencia su “doble rasero”, mientras este organismo “se hizo de la vista gorda ante los ejercicios militares muy peligrosos” entre EE.UU. y Corea del Sur en la zona y la “acumulación de armas codiciosas” de Washington.

 

En este contexto, ha denunciado que el Consejo de Seguridad actúa a favor de Estados Unidos y ha alertado de que Pyongyang “tomará las medidas más contundentes” en caso de que “alguien obstaculice su propio derecho a la autodefensa”.

Kim Yo-jong ha recalcado que Pyongyang cuenta con un “derecho inviolable a la legítima defensa”.

Durante una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU el lunes, convocada en respuesta al lanzamiento del misil balístico intercontinental de Corea del Norte el viernes, EE.UU. y sus aliados criticaron duramente esta prueba y pidieron medidas para limitar los programas nucleares y de misiles de Pyongyang.

Sin embargo, Rusia y China, ambos miembros del Consejo de Seguridad con poder de veto, se opusieron a cualquier nueva presión y sanciones sobre Corea del Norte. 

Según el líder norcoreano, el nuevo lanzamiento responde a la “condición intolerable” de los imprudentes movimientos de confrontación militar de EE.UU. y otras fuerzas hostiles, que han ido más allá del límite, llevando la seguridad regional a la “línea roja”.

Corea del Norte considera los ejercicios militares conjuntos de EE.UU. y Corea del Sur como un ensayo para una invasión potencial, y advierte que estos dos países tendrán que enfrentarse a un caso terrible y pagar el precio más horrible de la historia.

tmv/jay/rba