• El primer ministro de Corea del Sur, Lee Nak-yon, habla en una conferencia.
Publicada: jueves, 8 de marzo de 2018 17:43

El primer ministro de Corea del Sur, Lee Nak-yon, ha asegurado este jueves que las sanciones contra el Norte no pueden ser levantadas solo porque Pyongyang acordó mantener diálogos, manifestando que debe haber un progreso antes de cualquier recompensa.

“No estamos en una situación en la que podamos levantar las sanciones solo para mantener el diálogo”, ha declarado el premier surcoreano durante una reunión con miembros del Consejo Asesor de Unificación Nacional con sede en Estados Unidos.

En este sentido, Lee ha explicado que el tema de las sanciones antinorcoreanas es una decisión de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), agregando que no cree que este organismo internacional reconsidere aliviar estos embargos simplemente porque el diálogo haya comenzado.

El alto funcionario surcoreano ha recalcado que el progreso aceptable para la comunidad internacional es lo que se hace primero en los diálogos intercoreanos y entre Estados Unidos y Corea del Norte antes de que puedan tener lugar las “medidas correspondientes”.

No estamos en una situación en la que podamos levantar las sanciones solo para mantener el diálogo”, señala el primer ministro de Corea del Sur, Lee Nak-yon.

Así, Lee se ha referido a las conversaciones que mantuvieron el pasado martes los altos funcionarios de Corea del Sur con el líder norcoreano, Kim Jong-un, en Pyongyang, durante las cuales Kim acordó entrevistarse en persona con el presidente surcoreano, Moon Jae-in, a finales del próximo mes de abril.

Un día después, es decir el miércoles, Pyongyang comunicó que suspenderá toda prueba misilística y nuclear durante las negociaciones intercoreanas, pero dejó claro que no se conversará con Estados Unidos bajo presión. Sin embargo, Seúl está convencido de que se puedan organizar unos diálogos entre las dos partes.

De hecho, la misma delegación que se reunió con Kim en Pyongyang, ha viajado a Washington para informar a las autoridades estadounidenses sobre el mencionado encuentro y convencerles a reabrir las conversaciones de desnuclearización entre EE.UU. y Corea del Norte.

En este contexto, Lee ha expresado su esperanza de que haya un diálogo entre EE.UU. y Corea del Norte en cualquier nivel antes de la reunión Kim-Moon. De todos modos, Lee ha calificado los recientes progresos de un “comienzo decente” y ha reconocido que podría haber “momentos críticos”, pero al mismo tiempo ha deseado que los desafíos se superen con “paciencia”.

zss/rha/ftn/hnb

Comentarios