• Cariño, hoy no estoy de humor

Hamid Afshari es funcionario de juzgados que ha prometido a su hijo comprarle un ordenador.

Para conseguir el dinero decide emprender una aventura peligrosa: secuestrar al hijo de un hombre rico que está involucrado en un caso que se está llevando en el juzgado. 

Afshar comenta su plan con un exdelincuente profesional y los dos llevan al chico a un chalet a las afueras de la ciudad. Para atraparlo, la Policía decide ponerle una trampa…

jueves, 10 de diciembre de 2015 11:07
Commentarios