• Detrás de la Razón - Madres sin hijos quiere Trump, entre México y Estados Unidos

Seamos completamente imparciales, como debemos siempre serlo y como la esencia del periodismo y del ser humano lo demanda.

Recuerdo esta directriz porque quiero preguntar algo muy delicado: si está bien violar el derecho sagrado de la vida de una madre para proteger el derecho propio. Preguntemos si está bien usar una medida despiadada para disuadir que violen mi ley.

Preguntemos más aun, ¿debido a que es mi país, tenemos derecho a hacer lo que nos plazca porque es nuestro país?, y si no quieres venir a mi país, pues no vengas, y mucho menos te quejes. Esto es más o menos el pensamiento que quiere aplicar el presidente de EE.UU., Donald Trump, para disuadir la migración a su país.

Aplicar una medida horrenda y despiadada: quitarle los hijos a las madres cuando pisen su país de manera ilegal, a la madre la encarcela, después la deporta y al hijo le pone una nueva madre, llámese un orfanato, un lugar que él llama humano de cuidados, o le contacta con familiares del migrante. Pero rompe la familia, dejando a los padres del lado latino y al hijo en el primer mundo.

¿Es correcto que un país que dice respetar los derechos humanos cometa este tipo de violaciones? Pero el asunto es que, es su país, y entonces cómo defender lo ético desde lo jurídico. Pues en su país puede hacer lo que se le dé la gana, argumenta Trump.

Ahora, si nos vamos a la pregunta ontológica, ¿quién le dio derecho a EE.UU. de seleccionar quién entra y quién no, si su esencia fue justa esa, apropiarse por la fuerza de ese territorio, rompiendo la naturaleza y violando a las tribus que ahí habitaban, para después hoy vender el derecho de visa? Eso si no suena ético.

Más aun, el argumento base de todo esto, que está basado en una falacia, Trump quiere impedir la migración porque dice que ese fenómeno es la causa de que los estadounidenses estén en la bancarrota, sin empleo, en un caos sin ley y con mucho crimen.

No es una cuestión de insulto o no, de falta de respeto o no, es una cuestión básica de sentido común, pues los migrantes en EE.UU. son una parte fundamental de la economía más poderosa del planeta, desde genios en la informática hasta albañiles mal pagados con los que se enriquecen constructoras como la de Trump, pero sobre todo, la comunidad migrante latina en EE.UU., es una de las más grandes consumidoras del mundo. Cómo se atreve hablar así de su propia fuerza laboral y económica.

Lo más curioso es que los niños siguen llegando y en los últimos meses se arrestaron a 54 mil pequeños con sus acompañantes, entre octubre del año pasado y enero de este, antes de que tomara Trump su mandato.

¿Trump está continuando al expresidente de EE.UU. Barack Obama quien se disfrazó de corderito, pues no estaba en contra de Obama? A esto le contraponemos la cuestión humana, ¿el arrancar al hijo de su madre no provoca una lesión psiquiátrica al individuo hasta el final de sus días? ¿No son medidas nazis, con el pretexto de proteger su país, su pueblo y la supremacía de su país?

Más aún, si la frontera de EE.UU. es perforada como queso con agujeros por migrantes ignorantes, débiles, incultos, que como cualquier ser vivo quiere una vida mejor ¿es en realidad culpa de los migrantes o de la Policía de EE.UU. que está llena de corrupción?

Porque no se podría explicar de otra forma, que una de las fronteras más seguras del mundo, vigiladas por drones, satélites, cámaras infrarrojas, patrullas y miles de agentes, y también un muro de cientos de kilómetros, inconcluso hasta ahora, sea traspasada caminando por inmigrantes inexpertos a menos que alguien cobre la entrada a EE.UU. Y no serán ni mexicanos ni centroamericanos los que cobren, sino obviamente los del "control room", los que controlan la seguridad de los propios EE.UU.

Porque ¿tienen la tecnología para encontrar a un terrorista entre valles y montañas del mundo, escondido además metros bajo tierra, y no tienen la tecnología para frenar a un pobre migrante que corre del frío, las víboras y los coyotes, durante cientos de kilómetros para llegar a un Freeways que lo lleve al sueño americano?

Hay algo que no cuadra. Si va a romper familias con su pretexto de hacer respetar la ley, porque no hace que sus policías respeten la ley y deporten a las familias enteras, por lo menos para no provocar una lesión peor a un ser humano que está empezando a vivir.

Familias rotas en Detrás de la Razón. Opine usted también en nuestra página de YouTube y promueva el debate de ideas contrarias con el público de todo el mundo.

Y recuerde: En Detrás de la Razón, preguntamos. Apoyamos la idea de justicia en cada quién y cuestionamos todo. Los analistas contestan y usted en su casa concluye. Y si la realidad hace lo que quiere, entonces nosotros volveremos a preguntar. Lo importante es descubrir los ángulos que no dicen los Gobiernos ni los medios de comunicación.

El análisis, las preguntas y respuestas a las nueve y treinta de la noche, desde los estudios de Teherán; Londres y Madrid, siete de la tarde; México a las 12 y Colombia, una de la tarde.

Por: Roberto de la Madrid.

xsh/rha/hnb

domingo, 19 de marzo de 2017 20:34
Commentarios