• Detrás de la Razón - Guerra contra Catar, petróleo y gas en peligro

Este era el cuento de los 3 osos, o más bien de un poco más de osos. Que se amaban y querían, porque juntos, protegían sus intereses.

Tenían su club, "el club de osos", donde en Consejo, cooperaban todos. De pronto la malvada bruja vino a darles más armas para defender sus reinos de miel, miel que brotaba por doquier, y que muchos, allá donde se ponía el sol (occidente), la querían, la miel brilla como el oro.

Curiosamente tras cerrar ese jugoso embrujo de armas, que les daría más poder, expulsaron a uno de los osos, le dieron la espalda y lo desterraron, cerrándole su tránsito incluso vía terrestre, y aérea, !ah! porque este oso puede volar, tiene una de las aerolíneas más importantes del mundo. Acusaron al oso, curiosamente de lo que todos hacían, de financiar a las hienas que intentan apoderarse de la miel, con el método de dar terror y muerte. El oso expulsado, puso cara de oso admirado "pues si eso hacemos todos, en el club de osos" -pensó.

En cuestión de horas, cortaron todas las relaciones, diplomáticas, aéreas, de transporte, hasta la televisora del oso, la quietaron en el club. El oso está bajo ataque de sus grandes amigos. Pensando y reflexionando qué hizo mal, se acordó, que nunca ha estado tan de acuerdo con el Club de ser enemigos acérrimos del oso que vive del otro lado del lago. Y descubrió que esa era la posibilidad del enojo del Club.

Permítame haber redactado esta especie de mini fábula, que explica irónicamente lo que está pasando con Catar, y el aislamiento que le están haciendo los países árabes que le rodean: los reinos del Golfo Pérsico, llenos de oro y, no miel, sino petróleo, hidrocarburos, y Mercedes Benz.

Catar es uno de los países más ricos de Oriente Medio. Es el país número uno en Producto Interno Bruto (PIB) per cápita no nominal, y uno de los primeros lugares sobre Estados Unidos en el PIB nominal per cápita. Un profesionista gana en promedio más de 10 mil dólares al mes. Tiene más de 2,6 millones de habitantes, de los cuales sólo 300 mil son cataríes autóctonos, todos los demás están compuestos por migrantes y extranjeros profesionales que llevaron para trabajar.

Catar es miembro del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG, integrado por países árabes ribereños del Golfo Pérsico), y junto con sus aliados, ha bombardeado Yemen provocando una matanza de más de 10 mil muertos, a su vez, ha apoyado a los rebeldes en Siria para destruir al Gobierno de Bashar al-Asad, y de alguna u otra forma, en mayor o menor medida, aceptado, simpatizado y apoyado a la gran monarquía opresora de derechos humanos de Oriente Medio: Arabia Saudí.

Pues al fin y al cabo, todos los países citados son monarquías advenedizas que se hicieron de la noche a la mañana con el control del hidrocarburo encontrado en sus territorios, y de la casa de campaña y el camello pasaron al Lamborghini, rascacielos y propia Fuerza Aérea.

¿Entonces por qué quebrar esa armonía entre los países opresores, monarcas y ricachones? Quizá, y lo preguntaremos en este programa, porque Catar no siempre estuvo de acuerdo con ser el enemigo del país que está cruzando, no el lago, sino el Golfo: Irán.

¿Qué desafío plantea el caso Catar para Oriente Medio? ¿Para el mundo, porque por ahí pasan miles de millones de barriles de petróleo, no suyo, y miles de millones de metros cúbicos de gas, suyo, que surten a Europa? ¿Y para Estados Unidos?

En Catar está una de las bases más importantes y poderosas que la Fuerza Aérea de Estados Unidos tiene en el mundo. Más cuando el secretario estadounidense de Estado, Rex Tillerson, y el presidente de EE.UU., Donald Trump, dijeron hace unas semanas que la relación con Catar era más que inmejorable, buenísima. Más que Trump acaba de escribir algo que lo contradice a él mismo, que él mismo ordenó que se sacara a Catar del Club, ahora que visitó Arabia Saudí.

En Detrás de la Razón, preguntamos, apoyamos la idea de justicia en cada quien y cuestionamos todo. Los analistas contestan y usted en su casa concluye. Y si la realidad hace lo que quiere, entonces nosotros volveremos a preguntar. Lo importante es descubrir los ángulos que no dicen los Gobiernos ni los medios de comunicación.

El análisis, las preguntas y respuestas a las diez treinta de la noche, desde los estudios de Teherán; Londres, siete y Madrid, ocho de la tarde; México y Colombia, una de la tarde.

Por: Roberto de la Madrid.

xsh/nii/

martes, 6 de junio de 2017 23:43
Commentarios