• Detrás de la Razón - Fuera Estados Unidos quedó de Siria: Rusia, Turquía e Irán

Fuera EE.UU., así quedó del conflicto sirio. La causa: porque tuvo muchos errores, la intención desde el principio era torcida, y por la inteligencia de Rusia.

Esto es prácticamente lo que se lee en la nueva reunión para alcanzar un acuerdo sobre Siria.

Con paso seguro y firme llegaron los representantes y protagonistas de lo que pudiera ser en un futuro la paz y la estabilidad en territorio sirio: Rusia, Turquía e Irán; con propuestas efectivas que hace unas horas terminaron en entendimiento, es decir, un acuerdo, un mecanismo que permita vigilar intensamente la tregua que está en vigor en Siria y que sin duda necesita de más fuerza para que la violencia no regrese a los meses anteriores.

Los documentos y las discusiones se realizan en Astaná, capital de Kazajistán. Y es consecuencia del alto al fuego pactado el jueves 29 de diciembre pasado, justo para acabar el año, y justo en el límite de que la crisis explotara en dimensiones inconcebibles.

Ese alto al fuego ha permitido el retiro de los terroristas, la reconquista de la ciudad de Alepo por fuerzas sirias, el descubrimiento de agentes secretos y personal militar de EE.UU., Europa y su coalición, escondidos en bunkers apoyando la violencia y a los grupos armados, la evacuación de civiles y el descenso de la muerte y la aparición de calma.

En la reunión de ahora, EE.UU. sólo tuvo el estatus de observador. La Casa Blanca sólo pudo enviar a un diplomático de carrera y embajador en Kazajistán George Krol. Los organizadores solo le dieron la cortesía.

Irán, Rusia y Turquía son los patrocinadores activos que vigilan, cuidan y estimulan el acuerdo-desacuerdo que hay y pudiera haber entre el Gobierno del presidente de Siria, Bashar al-Asad, y la oposición siria.

Siguen quedando fuera, por supuesto, representantes de los grupos terroristas como el Frente Fath al-Sham (anterior Frente Al-Nusra y exfilial siria de Al-Qaeda), y desde luego la banda takfirí EIIL (Daesh, en árabe), grupos que deben seguir siendo atacados porque todos en la comunidad internacional, sin excepción, los ven como el cáncer del mundo y sobre todo en Siria, a excepción de la antigua Casa Blanca, Barack Obama y John Kerry quien en un audio revelado aceptó que Daesh era la salvación para las metas de EE.UU. de desintegrar al Gobierno sirio e instaurar un nuevo orden en esa nación.

El objetivo en Astaná es acercar más al Gobierno y oposición, y extender el alto al fuego a más zonas de Siria.

"No es que tratemos de expulsar del proceso a la oposición política, pero partimos de que la cita de Astaná persigue lograr la participación plena en el proceso de los bandos armados, eso actualmente es lo más importante", explica el canciller de Rusia, Serguei Lavrov.

Ante la declaración sorprendente de Turquía, sorprendente porque antes quería ver desterrado y derrocado al Gobierno sirio. Turquía había sido acusada por Rusia de respaldar, financiar y apoyar a Daesh para buscar la caída del presidente Bashar al-Asad.

Hoy Turquía parece haberse arrepentido, y sobre todo reconocido el derecho de los pueblos: "Tenemos que ser realistas, la situación sobre el terreno ha cambiado dramáticamente, Turquía no puede insistir en una solución sin Al-Asad", acepta el viceprimer ministro turco, Mehmet Imek.

La reunión en Kazajistán más la tregua comenzada en diciembre pasado, son parte de un paquete de iniciativas de mediación de Rusia y Turquía apoyadas por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) en su resolución 2336.

Surgen entonces las preguntas: ¿Cuánto tiempo EE.UU. se quedará cruzado de brazos? ¿Trump de verdad querrá la paz o apoyará otra vez a los grupos armados como lo hizo Obama para desestabilizar Siria? ¿Rusia podrá ser árbitro imparcial cuando apoyó por completo al Gobierno de Al-Asad?

En Detrás de la Razón, nosotros preguntamos, los analistas contestan y usted en su casa concluye. Y si la realidad hace lo que quiere, entonces nosotros volveremos a preguntar. Lo importante es detectar las aristas que no nos dicen.

El análisis, las preguntas y respuestas a las nueve treinta de la noche, desde los estudios de Teherán; Londres y Madrid, siete de la tarde; México a las 12 y Colombia, una de la tarde.

Por: Roberto de la Madrid.

xsh/ncl/hnb

martes, 24 de enero de 2017 23:07
Commentarios