• Detrás de la Razón - Arabia Saudí, Israel y Estados Unidos preparan guerra contra Irán

Algo muy maquiavélico se cocina en Oriente Medio. Los enemigos por antonomasia, porque ellos dijeron defender el Islam, su causa, a sus musulmanes.

Porque siempre se opusieron a la existencia de su establecimiento, los enemigos por antonomasia del régimen de Israel, ahora se quieren dar la mano y hasta de abrazos. Hablo de Arabia Saudí.

Israel y Arabia Saudí no tienen relaciones, no tienen lazos diplomáticos desde el inicio de los tiempos del nuevo régimen israelí que aparecía después de la Segunda Guerra Mundial. Hasta hace poco todavía, el Gobierno, la monarquía saudí, negaba rotundamente contactos con los israelíes, incluso secretos. Pero hoy se ha revelado que no. Que de alguna forma y desde hace tiempo, Arabia Saudí le ha dado por debajo de la mesa la mano a Israel.

Pero eso más aun, e incluso ya de forma cínica, han anunciado que quieren restablecer las relaciones entre los dos regímenes, relaciones que nunca han existido como dije antes, y que ahora quisieran estrenar con una gran amistad. La pregunta es ¿pero cómo? Y en la pregunta está la clave. ¿Cuál sería la única razón válida de que exista un matrimonio entre estos dos?

Antes de contestar desvelemos por qué se quieren unir que es lo más importante. El régimen de Israel y Arabia Saudí quieren unir fuerzas no porque se caigan bien, sino porque quieren someter a Irán, quieren derrotar la creciente influencia iraní en Oriente Medio. Esto les permitiría dominar por completo la región sin ninguna oposición, sin ningún obstáculo, ni ideológico, ni político, ni militar. Incluso Arabia Saudí estaría libre de tener una oposición a que tuviera armas nucleares.

¿Cuál sería la moneda de cambio, la negociación para esta unión saudí-israelí? Ahora sí regresemos a la cuestión anterior. La única vía es que Arabia Saudí no tenga conflicto con el régimen de Israel, que es hasta hoy la supuesta defensa de Palestina. En pocas palabras, si se alcanza la paz entre palestinos e israelíes, Arabia Saudí será amiga de Israel y entonces sí podrá unir fuerzas de manera abierta, publica, oficial y formal contra su principal objetivo, no la paz palestina, sino el hundimiento de Irán.

Por ello ya hemos visto señales, el jefe del estado mayor del ejército israelí, Gadi Eizenkot, ha anunciado que los israelíes están listos para compartir la información de inteligencia a Arabia Saudí, sobre Irán y contra Irán. O señales de acercamiento total con los palestinos, y más aun, quizá de presión y amenaza, no solo de los saudíes, sino de Washington. Urge que los palestinos acepten la paz.

Y esto se puede ver en las palabras del ministro israelí de servicios de inteligencia, Yisrael Katz, que le da a escoger a los palestinos entre Irán y Estados Unidos e Israel, dejando claro que Palestina no puede tener relaciones cordiales con los dos. “El liderazgo palestino debe decidir si quiere ser parte del eje del mal o quiere unirse al eje de amistad”.

Vemos también señales de cómo el presidente de Palestina, Mahmud Abás, ha sido citado en Riad, la capital saudí, para hablar justamente de este entramado que no es otra cosa que el plan de paz estadounidense. Una iniciativa presentada por Jared Kushner, el yerno y alto consejero del presidente de EE.UU., Donald Trump.

¿En qué consiste el plan de paz Kushner? A grosso modo porque aun no se sabe a ciencia cierta, pero se ha filtrado que el régimen de Israel ganaría más territorios ocupados, relación económica con Arabia Saudí y los aliados árabes. Palestina ganaría liberación de presos, ayudas económicas y congelamiento parcial de la construcción israelí de asentamientos.

¿Pero Arabia Saudí con todo este plan no se estaría poniendo la soga al cuello al apoyar lo que los musulmanes no pueden apoyar, no caería en el desprestigio, no ayudaría incluso a Irán a consolidarse con autoridad moral y poder regional al dejarlo como el único bastión que resiste contra Israel y que defiende al mundo musulmán? Esta para empezar, pero hay muchas preguntas en el tintero.

En Detrás de la Razón: los analistas contestan y usted en su casa concluye. Y si la realidad hace lo que quiere, entonces nosotros volveremos a preguntar. Lo importante es descubrir los ángulos que no dicen los Gobiernos ni los medios de comunicación.

El análisis, las preguntas y respuestas a las nueve treinta de la noche, desde los estudios de Teherán; Londres, siete y Madrid, ocho de la tarde; México y Colombia, una de la tarde.

Por: Roberto de la Madrid.

xsh/ncl/hnb

martes, 21 de noviembre de 2017 23:44
Commentarios