• Detrás de la Razón - Putin vs Trump: momentos de terror entre Rusia y Estados Unidos

Si en la guerra fría, los habitantes del planeta sentían que estaban a un paso de la destrucción del mundo, cada vez que había tensión, desacuerdo o confrontación entre EE.UU. y Rusia, más bien la extinta Unión Soviética, y aún después de la desaparición soviética, había temor.

Hoy, ¿qué deben saber las autoridades de ambos países, para decir que estamos viviendo el peor momento de la relación entre Washington y el Kremlin? Pregunte a su abuelo o a su padre, dependiendo su edad, y escuche cómo cada vez que no había acuerdo, se pensaba en el famoso botón rojo que estaba en Moscú o en la Casa Blanca, y la imagen de la posible Tercera Guerra Mundial invadía el discurso no dicho pero sentido en las noticias o en las discusiones de sobre mesa o en las tertulias de los políticos de cualquier país.

El famoso Tío Sam y el Oso ruso amenazaban la paz del mundo sin necesidad de pelear cuerpo a cuerpo. Miles de cabezas atómicas se construyeron como para dejar al planeta en cenizas.

Así la humanidad vivió conflictos y acusaciones como los misiles rusos en Cuba, o el más reciente roce en 2007 cuando Estados Unidos anuncia su plan de instalar misiles en Polonia y radares en República Checa, y Rusia sintiéndose amenazada, lanza el misil nuclear intercontinental RS-24, como una prueba nada más y para mostrar que estaba dispuesta a penetrar los escudos occidentales, advirtiendo además el presidente de Rusia, Vladimir Putin, que esa tensión podría convertir a Europa en un polvorín.

En marzo de 2009, vimos una imagen de esperanza que más bien acabó en caricatura que dio risa. Hillary Clinton como secretaria de Estado y el canciller ruso, Serguei Lavrov, apretaron el botón rojo como símbolo de amistad, ‘para resetear’ las relaciones entre ambos países, comenzar desde cero y comenzar a ser amigos. Pero eso duró poco.

En 2011, Putin acusa a Estados Unidos de incitar manifestaciones y protestas dentro de Rusia. Y así la historia de confrontación, roces y dardos cruzados, continúo hasta la fecha, sin olvidar el enfado de Washington porque Rusia cobija y protege en asilo a Edward Snowden, exanalista de la Agencia de Seguridad Nacional de EE.UU. (NSA, en inglés) que reveló costales de secretos de los estadounidenses.

Pero toda esta historia de fuerte confrontación no se compara a lo que hoy se vive, acepta tanto el presidente  de EE.UU., Donald Trump como Vladimir Putin. ‘Estamos en el peor momento de nuestras relaciones’, se escucha desde Washington hasta Moscú. El punto que se juega en esta confrontación, es decir el tablero, sin duda es Siria. Pero... ¿cuál fue la gota que derramó el vaso?

Sin duda, la decisión de Trump de atacar con 59 misiles territorio sirio, y de cambiar lo que podía dar esperanza, su política exterior que ya había abandonado, por lo menos públicamente: querer de nuevo la cabeza del presidente sirio, Bashar al-Asad; desde ese momento que fue hace escasos 10 días, la tensión se elevó al máximo, tanto que Rusia está enviando un buque de guerra hacia Siria.

¿Por qué Putin dice que la relación con Estados Unidos antes de Trump estaba mejor, eso quiere decir que con el expresidente estadounidense, Barack Obama, estaba mejor, y también con Clinton? Con esto ¿Putin está acusando a Trump de venir a incendiar al mundo, por lo menos el mundo político global y ahora ya viene el militar?

¿Qué tanta culpa tiene EE.UU., qué tanta culpa tiene el Kremlin? ¿El mundo hoy, está polarizado en dos frentes bien definidos, porque el ataque con misiles a Siria sirvió para dar miedo, no a Rusia ni a Siria, sin a Europa, los mandatarios europeos que todos aplaudieron al unísono la decisión del magnate Trump, a pesar de no haber ofrecido pruebas de que el Gobierno sirio era culpable del supuesto ataque químico de la provincia de Idlib (oeste de Siria).

El secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, visitó al presidente ruso hace unos días, a puerta bien cerrada. ¿Hay la posibilidad de que haya habido una negociación ‘off the record’? ¿Cuál será la postura de Rusia frente a la sed de Trump de estar amenazado territorios, ya le lanzó misiles a Siria, tiró la madre de todas las bombas en Afganistán y tiene apuntando su arsenal a Corea del Norte?

En ‘Detrás de la Razón’, preguntamos. Apoyamos la idea de justicia en cada quién y cuestionamos todo. Los analistas contestan y usted en su casa concluye. Y si la realidad hace lo que quiere, entonces nosotros volveremos a preguntar. Lo importante es descubrir los ángulos que no dicen los gobiernos ni los medios de comunicación.

El análisis, las preguntas y respuestas a las diez treinta de la noche, desde los estudios de Teherán; Londres, siete y Madrid, ocho de la tarde; México a las 12 y Colombia, una de la tarde.

Por: Roberto de la Madrid.

mhn/ktg/nal

sábado, 15 de abril de 2017 20:54
Commentarios