• Yemeníes trasladan a las víctimas de un ataque aéreo saudí contra la capitalina ciudad de Saná, 13 de diciembre de 2017.
Publicada: martes, 19 de diciembre de 2017 12:53
Actualizada: martes, 19 de diciembre de 2017 15:39

Al menos 136 civiles yemeníes han perdido la vida como consecuencia de los 10 días de ataques aéreos de Arabia Saudí contra Yemen.

Según ha informado este martes el portavoz de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), Rupert Colville, el ‘infierno’ sobre la tierra provocado por el régimen saudí ha dejado, además, 87 heridos.

“Estamos profundamente preocupados por el reciente aumento de las bajas civiles en Yemen como resultado de la intensificación de los ataques aéreos de la coalición encabezada por Arabia Saudí”, ha comentado.

En una comparecencia ante los medios en la ciudad suiza de Ginebra, ha detallado que la cifra ha sido contabilizada entre los días 6 y 16 del presente mes de diciembre, en las provincias de Saná (oeste), Saada (noroeste), Al-Hudayda (oeste), Marib (centro) y Taiz (suroeste).

Estamos profundamente preocupados por el reciente aumento de las bajas civiles en Yemen como resultado de la intensificación de los ataques aéreos de la coalición encabezada por Arabia Saudí”, informa el portavoz de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), Rupert Colville.

 

Seguidamente, ha lamentado que desde el inicio de las agresiones saudíes contra Yemen “se han documentado, con alarmante frecuencia, muy serias violaciones de la ley internacional, incluidos posibles crímenes de guerra”.

Este anuncio tiene lugar la misma jornada en la que el Centro Legal para Derechos y Desarrollo yemení ha informado de que los 1000 días de agresiones saudíes han dejado 35.415 víctimas civiles, incluidos 13.603 muertos y 21.812 heridos.

Estos aterradores datos incluyen a 2027 mujeres y 2887 niños, explica el informe, para luego hacer referencia a los daños materiales provocados en las infraestructuras del país árabe más pobre del mundo.

Las Naciones Unidas han llamado, de forma denodada, al régimen de los Al Saud a poner fin, de una vez por todas, a esta “estúpida guerra”, que también ha desbordado la situación humanitaria, acarreando la peor hambruna en décadas y un brote sin precedentes del cólera.

tas/anz/ftn/rba