• Combatientes del movimiento popular yemení Ansarolá en la capitalina ciudad de Saná.
Publicada: domingo, 30 de octubre de 2016 18:48

El movimiento popular yemení Ansarolá, recalca que el aumento de las agresiones saudíes contra Yemen se traducirá en la duplicación de la represalia yemení.

“Los brutales ataques de Arabia Saudí contra Al-Hudaida, Taiz, Marib y Saada son crímenes de guerra y por tanto duplicamos los esfuerzos del Ejército yemení para recompensarlos”, ha enfatizado este domingo el portavoz de Ansarolá, Mohamad Abdel Salam.

Luego de recordar que ya pasaron más de 19 meses del inicio de la agresión saudí contra su vecino sureño, el titular yemení ha denunciado la destrucción de las infraestructuras del país y el rechazo al envío de ayudas humanitarias para la población civil.

Los brutales ataques de Arabia Saudí contra Al-Hudaida, Taiz, Marib y Saada son crímenes de guerra y por tanto duplicamos los esfuerzos del Ejército yemení para recompensarlos”, ha enfatizado este domingo el portavoz de Ansarolá, Mohamad Abdel Salam.

“Al pueblo yemení no le queda otro remedio que autodefenderse ante las agresiones enemigas y extranjeras”, ha precisado Abdel Salam para después subrayar la necesidad de las fuerzas yemeníes de hacer uso de todos sus equipamientos militares, como los misiles, frente a estos hechos.

 

Al final de sus afirmaciones, el vocero ha resaltado la firme voluntad de su movimiento y de todas las fuerzas militares yemeníes para defender y garantizar el futuro de los niños yemeníes.

En los últimos días, las ciudades Al-Hudaida (oeste), Taiz (suroeste), Marib (centro-oeste) y Saada (noroeste) han sufrido mortales ataques de los cazas saudíes en los cuales decenas de civiles han perdido la vida y varios más han resultado heridos.

En el último eslabón de esos ataques, registrado contra un centro de seguridad en Al-Hudaida, al menos 60 personas perdieron la vida y otras 20 resultaron heridas.

Los incesantes y brutales ataques de Arabia Saudí al indefenso pueblo de Yemen han acabado con la vida de más de 4000 civiles, según cifras recientes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Sin embargo, los organismos nacionales estiman que la cifra se supera con creces.

tas/ktg/ask/hnb

Comentarios