• La presidenta de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Delcy Rodríguez, durante una rueda de prensa en Caracas, 19 de agosto de 2017.
Publicada: sábado, 4 de noviembre de 2017 13:37

La presidenta de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Delcy Rodríguez, repudia el comportamiento hostil del Gobierno de Canadá contra Venezuela.

“Gobierno de Canadá exhibe la indignidad de tener como canciller a (Chrystia Freeland), una nieta de un colaboracionista nazi. No extraña su hostilidad contra Venezuela; cual circo Canadá se afana vergonzosamente en replicar la desfachatez hostil de su jefe imperial agrediendo a la Revolución Bolivariana”, ha escrito este sábado Rodríguez en su cuenta de Twitter.

​​Rodríguez ha asegurado, igualmente, que su país no será sometido por EE.UU. ni tampoco por sus pichones imperiales.

Las autoridades de Canadá impusieron el viernes sanciones contra 52 ciudadanos de Rusia, Venezuela y Sudán del Sur, de acuerdo con un comunicado del Gobierno canadiense.

Las medidas restrictivas se dirigen contra personas que, en opinión del Gobierno de Canadá, son responsables o cómplices de “graves violaciones” de los derechos humanos reconocidos a nivel internacional o de “actos de corrupción significativa”.

Las sanciones prevén una congelación de todos los activos que posean en territorio canadiense las personas incluidas en la lista, también se les prohíbe la entrada en el país, conforme a la Ley de Inmigración y Protección a Refugiados.

Una de las personas sancionadas por el Gobierno canadiense es el vicepresidente Tareck El Aissami, quien también sufrió con anterioridad sanciones de Washington por supuestos vínculos con el tráfico de drogas.

Gobierno de Canadá exhibe la indignidad de tener como canciller a (Chrystia Freeland), una nieta de un colaboracionista nazi. No extraña su hostilidad contra Venezuela; cual circo Canadá se afana vergonzosamente en replicar la desfachatez hostil de su jefe imperial agrediendo a la Revolución Bolivariana”, dice la presidenta de la ANC, Delcy Rodríguez.

 

El pasado 22 de septiembre, Canadá impuso una primera ronda de sanciones en contra de algunas figuras clave del Gobierno de Nicolás Maduro, en conformidad con una ley que contempla medidas económicas contra Venezuela.

Canadá y EE.UU. fueron los primeros países que sancionaron directamente a funcionarios del Gobierno venezolano con el pretexto de que habían violado los derechos humanos.

Las sanciones unilaterales de Ottawa han alcanzado gran eco en Caracas. El ministro de Asuntos Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, expresó el viernes su rechazo a las medidas acordadas por el Gobierno de Canadá, al que acusó de actuar con “ínfulas de imperio” y de haberse subordinado al presidente estadounidense, Donald Trump.

alg/mkh/nii/

Commentarios