• La sede del Ministerio de Asuntos Exteriores de España, el Placio de Santa Cruz, al fondo la Iglesia de la Santa Cruz, en Madrid.
Publicada: viernes, 17 de febrero de 2017 15:27
Actualizada: viernes, 17 de febrero de 2017 16:14

España convoca al embajador de Venezuela por los insultos del presidente venezolano, Nicolás Maduro, al presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy.

En un acto de protesta, el Ministerio de Exteriores español ha convocado este viernes a Mario Isea, luego de que el jueves Maduro calificara de "bandido" y "protector de delincuentes y asesinos" a Rajoy, después de que este pidiera “justicia, derechos humanos y libertad para los presos políticos venezolanos”.

En el encuentro, el Gobierno español ha transmitido al diplomático su "malestar" por lo que consideró "lenguaje (…) ofensivo, inaceptable e injusto" de Maduro, a lo que Isea ha respondido acusando a España de usar a Venezuela para desviar la atención de sus problemas internos.

España, que quiere mantener unas relaciones de respeto con Venezuela, está dispuesta a contribuir a ese diálogo (un diálogo en Venezuela para la solución de los problemas de los venezolanos)", reza un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores español.

El embajador venezolano ha sido recibido en el Ministerio por el secretario de Estado para Iberoamérica, Fernando García Casas, que ha insistido en la necesidad de "un diálogo urgente, inclusivo y efectivo en Venezuela para la solución de los problemas de los venezolanos".

 

"España, que quiere mantener unas relaciones de respeto con Venezuela, está dispuesta a contribuir a ese diálogo", según un comunicado emitido por la cartera española.

Rajoy pidió el jueves al Gobierno de Caracas libertad para sus presos políticos. En la misma jornada, el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela (TSJ) había desestimado el recurso de casación presentado el pasado agosto por la defensa del encarcelado líder opositor Leopoldo López, ratificando una condena de casi 14 años.

El Gobierno chavista de Venezuela acusa a los líderes opositores de incitar protestas violentas con el objetivo de desestabilizar el país, actos que, según alega el oficialismo, son programados desde el extranjero por la "derecha internacional". Madrid "protege a delincuentes" al naturalizar opositores venezolanos, según declaraciones de Maduro.

aaf/mla/snr/nal

Commentarios