• El secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro.
Publicada: martes, 31 de mayo de 2016 18:15
Actualizada: lunes, 30 de enero de 2017 10:41

El secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, ha activado la Carta Democrática del organismo para Venezuela, paso sin precedentes que puede dejar al país fuera del ente.

Este martes, el jefe de la OEA, mediante un informe de 132 páginas dirigido al presidente del Consejo Permanente de esa organización, el argentino Juan José Arcuri, ha pedido una "sesión urgente" del Consejo entre el 10 y el 20 de junio de este año, para discutir la situación política e institucional en Venezuela, invocando la Carta Democrática Interamericana.

El uruguayo ha recurrido el artículo 20 de la Carta Democrática, que autoriza al secretario general pedir la convocatoria inmediata del Consejo Permanente cuando en un país de la organización "se produzca una alteración del orden constitucional que afecte gravemente su orden democrático".

La Secretaría General de la OEA considera que la crisis institucional de Venezuela demanda cambios inmediatos en las acciones del Poder Ejecutivo (...) a riesgo de caer en forma inmediata en una situación de ilegitimidad", afirma el informe elaborado por el secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro.

Almagro "sustenta" su afirmación de que esa "alteración" existe en Venezuela "en las denuncias formuladas a la Secretaría General por la Asamblea Nacional de Venezuela", de mayoría opositora, y por sus propias conclusiones explicadas exhaustivamente en este largo informe que él mismo ha elaborado.

"La Secretaría General de la OEA considera que la crisis institucional de Venezuela demanda cambios inmediatos en las acciones del Poder Ejecutivo (...) a riesgo de caer en forma inmediata en una situación de ilegitimidad", afirma en el documento.

Con este paso sin precedentes en la OEA, se abre un proceso de reuniones y votaciones que pueden tener como consecuencia desde resoluciones o gestiones diplomáticas hasta sanciones más extremas, como la eventual suspensión de Venezuela como miembro del organismo.

Así el diplomático uruguayo da paso al pedido del Gobierno argentino, que había solicitado la reunión para "tratar la situación" de Venezuela y consensuar una declaración.

 

Almagro y una delegación opositora de Venezuela valoraron el pasado 29 de abril la posibilidad de activar los mecanismos sancionatorios de la Carta Democrática contra Venezuela, acusando al Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, de romper el "orden constitucional".

Recordemos que la oposición venezolana nada más asumir el control de la Asamblea Nacional (AN) de Venezuela prometió acortar el mandato de Maduro, mediante protestas y vías constitucionales, y desde hace meses ha optado por la celebración de un referendo revocatorio contra el mandatario; mientras tanto, el oficialismo ha acusado a los opositores de intentar llevar a cabo un golpe de Estado.

aaf/anz/hnb

Commentarios