• El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, conmemora el día del antimperialismo durante un acto celebrado en la capitalina ciudad de Caracas, 9 de marzo de 2016.
Publicada: miércoles, 9 de marzo de 2016 23:47
Actualizada: jueves, 10 de marzo de 2016 1:24

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha anunciado el retiro de su encargado de negocios en Estados Unidos, Maximilien Arveláiz.

"Ya basta de arrogancia, de doble raseros, de prepotencia, de intrigas, a la Venezuela de Bolívar tenemos que hacerla respetar", ha resaltado Maduro, al anunciar que ha ordenado el regreso a Caracas de Arveláiz.

El mandatario venezolano ha realizado tal declaración durante un acto conmemorativo de la promulgación, hace un año (9 de marzo de 2015), del decreto del presidente de EE.UU., Barack Obama, contra Venezuela, en el que consideró a Caracas como “amenaza inusual y extraordinaria” para la seguridad de Washington. El decreto fue prolongado por el propio dignatario el jueves pasado.

Ya basta de arrogancia, de doble raseros, de prepotencia, de intrigas, a la Venezuela de Bolívar tenemos que hacerla respetar", ha resaltado el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro

Asimismo, ha criticado que, a pesar de los intentos de diálogo y de rectificación que Venezuela le ha presentado a Estados Unidos, no ha habido ninguna evidencia de enmienda.

"Bastantes oportunidades tuvo Obama de rectificar", ha denunciado, para después agregar que una muestra de ello haya sido entregar la carta de beneplácito a Arveláiz.

El hasta ahora encargado de negocios de Venezuela en Washington, Maximilien Arveláiz.

 

Igualmente, ha señalado que el mencionado decreto estadounidense "fue solicitado por la derecha oligárquica" del país bolivariano.

"Y hoy ellos, la Asamblea Nacional (AN) con mayoría adeco burguesa, no han declarado contra el decreto contra Venezuela", ha recalcado, para luego afirmar que muchos de esos diputados son "títeres" del imperio norteamericano y "no dan un paso sin consultar al Gobierno de Estados Unidos".

En un acto desde el Panteón Nacional, en la capitalina ciudad de Caracas, el jefe venezolano de Estado ha afirmado que el imperio de EE.UU. es "desde hace dos siglos, un imperio intervencionista, asesino de los pueblos del mundo".

Si un día ocurriera una agresión, ha proseguido Maduro, ya no económica, ya no psicológica, alguna agresión violenta contra Venezuela, producto de este decreto, ya no seríamos los revolucionarios, los bolivarianos, los chavistas los que daríamos un paso atrás, saldríamos nosotros con la moral de los tiempos y el espíritu rebelde de Guaicaipuro a defender estas tierras.

Maduro ha afirmado, además, que ha dado a la canciller del país sudamericano, Delcy Rodríguez, "instrucciones precisas para en las próximas semanas dar los pasos para defender la patria (...) y tomar las medidas que en su oportunidad se irán anunciando" en relación con el decreto.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro (2º a la izquierda), acompañado por el ministro de Defensa, la canciller y el vicepresidente, Vladimir Padrino, Delcy Rodríguez y Aristóbulo Istúriz, respectivamente, 9 de marzo de 2016.

 

Por otra parte, ha criticado el mandato de su homólogo estadounidense: "Obama se va y deja a los Estados Unidos cuarteado, destrozado y descuartizado desde el punto de vista social y económico y metido en no sé cuántas guerras en el mundo".

El decreto de la Casa Blanca, que provocó el año pasado una campaña internacional de firmas en la red social Twitter para exigir su derogación, ha despertado la indignación no solo en el Ejecutivo de Venezuela, sino también en otros países vecinos, entre ellos CubaEcuadorBolivia y Nicaragua.

bhr/anz/rba

Commentarios