• El presidente de Argentina, Mauricio Macri (izqda.), y su canciller, Susana Malcorra.
Publicada: jueves, 17 de diciembre de 2015 0:58
Actualizada: jueves, 17 de diciembre de 2015 1:30

La canciller venezolana, Delcy Rodríguez, rechaza la "injerencia" de su homóloga argentina, Susana Malcorra, en cuanto a la situación de los presos políticos en Venezuela.

Las declaraciones de la canciller Malcorra dejan mucho que pensar. Reflexione sobre su persistente e ilegítima injerencia en asuntos internos de Venezuela”, ha escrito este miércoles Rodríguez en su cuenta en la red social Twitter.

Las declaraciones de la canciller Malcorra dejan mucho que pensar. Reflexione sobre su persistente e ilegítima injerencia en asuntos internos de Venezuela”, denuncia la canciller venezolana, Delcy Rodríguez.

La canciller argentina manifestó el martes su “preocupación” por la situación de los dirigentes opositores detenidos en Venezuela y adelantó que buscará incluir el tema en la cumbre del Mercado Común del Sur (Mercosur) que se celebrará el próximo lunes en Paraguay.

La canciller venezolana, Delcy Rodríguez.

 

De hecho, Malcorra se refirió al caso del líder opositor venezolano Leopoldo López, condenado en septiembre a 13 años y nueve meses de prisión tras haber sido hallado culpable de incitar a la violencia y de infligir daños a la propiedad en las marchas de febrero de 2014, en las que murieron decenas de personas.

Ante tal situación, la jefa de la Diplomacia venezolana se ha mostrado asombrada de que su par argentina se muestre a favor de personas "incursas en delitos de naturaleza terrorista”, calificando su actitud de “profundamente” preocupante.

En este sentido, ha exigido respeto por el pueblo venezolano y ha pedido, además, que cesen las acciones en contra de "la Patria de Bolívar por parte de los cárteles de la derecha internacional". 

Por otra parte se ha referido a las polémicas medidas del nuevo presidente de Argentina, Mauricio Macri, a favor de la anulación de la llamada Ley de Medios, que según algunos expertos, redundará en un daño a la libertad de expresión en ese país. “Preocupa también que a escasos días de mandato el presidente argentino atente contra la libertad de expresión en su país”, ha agregado.

Con la llegada de Macri a la Presidencia de Argentina parece que las anteriores fuertes relaciones bilaterales con Venezuela van cambiando de manera drástica, pues las tensiones están aumentando diariamente, especialmente por el caso de la situación de los presos políticos en Venezuela.

Durante su campaña política y un día después de ganar las elecciones presidenciales de Argentina, Macri ya había anticipado que pediría al Mercosur la exclusión momentánea de Venezuela “por los abusos que está haciendo, la persecución de sus opositores y de la libertad de expresión” en ese país. 

Sin embargo, la postura injerencista de las nuevas autoridades argentinas ha recibido severas críticas tanto de parte del presidente de Ecuador, Rafael Correa, como del presidente de la Asamblea Nacional (AN) de Venezuela, Diosdado Cabello, quien declaró que la futura canciller argentina pertenece a la Agencia Central de Inteligencia de EE.UU. (CIA, por sus siglas en inglés).

mpv/anz/rba

Commentarios