• Una mujer ucraniana se encuentra en medio de su casa destruida por los bombardeos registrados en Lugansk.
Publicada: lunes, 17 de agosto de 2015 22:45
Actualizada: martes, 6 de junio de 2017 7:11

La cifra de los muertos por la crisis en el este de Ucrania ha llegado a 6832 personas, ha informado este lunes la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

“En total, desde mediados de abril de 2014 hasta el 27 de julio de 2015, al menos 6832 personas han muerto y 17.087 resultaron heridas en el conflicto en el este de Ucrania”, declara la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCAH).

En total, desde mediados de abril de 2014 hasta el 27 de julio de 2015, al menos 6832 personas han muerto y 17.087 resultaron heridas en el conflicto en el este de Ucrania”, dice la nota de la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios.

La OCAH, además de detallar que el balance incluye tanto militares como civiles, afirma que se trata de una “estimación cautelosa” basada en datos oficiales disponibles, pero cree que la cifra real de las víctimas es considerablemente mayor.

Según el informe de la OCAH, estos datos se pudieron obtener gracias a la investigación conjunta de la Misión de Derechos Humanos de la ONU en Ucrania (HRMU, por sus siglas en inglés) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Ucrania.

Este informe añade que, desde el inicio de la crisis, abril de 2014, hasta el 14 del mes en curso, el número de desplazados ha aumentado a más de 1,4 millones de personas, entre ellas 5000 ucranianos han sido obligados a abandonar su país.

Para acabar, el informe de la OCAH recalca que “en general, más de 2,3 millones de ucranianos, incluidos los desplazados internos y los solicitantes de asilo en el extranjero, se han visto afectados por el conflicto desde abril de 2014”.

Mientras tanto, los funcionarios ucranianos han anunciado que durante las últimas 24 horas diez personas, entre ellas ocho civiles, han perdido la vida como consecuencia de los enfrentamientos entre las tropas ucranianas y los independentistas prorrusos en la parte oriental del país.

Los conflictos se han producidos a pesar del alto el fuego firmado por ambas parte el pasado mes de febrero en la capital de Bielorrusia, Minsk, con la mediación de Rusia, Alemania y Francia.

Tras las amenazas lanzadas la semana pasada por el Ejército ucraniano de “usar todo su arsenal” contra los independentistas, el domingo el ministro de Asuntos Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier, calificó la situación en el este de Ucrania de “explosiva”.

zss/ncl/kaa/msf