• Primer ministro de Turquía, Ahmet Davutoglu.
Publicada: lunes, 12 de octubre de 2015 10:53
Actualizada: lunes, 12 de octubre de 2015 11:27

El primer ministro de Turquía, Ahmet Davutoglu, indica que el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) es el principal sospechoso del reciente atentado suicida en la capital turca de Ankara.

“Dada la forma en la que se perpetró este ataque, consideramos las investigaciones sobre Daesh como nuestra prioridad”, ha hecho saber este lunes el premier turco en declaraciones a la cadena turca NTV.

“Dada la forma en la que se perpetró este ataque, consideramos las investigaciones sobre Daesh como nuestra prioridad”, ha hecho saber el premier turco, Ahmet Davutoglu.

Davutoglu ha precisado que sus afirmaciones se basan en gran cantidad de evidencias recogidas en las últimas 48 horas. “Tenemos el nombre de una persona que nos orienta hacia una organización”, ha puntualizado, sin ofrecer más detalles sobre las pesquisas.

Al menos 95 personas perecieron el sábado y otras 246 resultaron heridas en un doble atentado suicida (el más mortífero en la historia de Turquía) contra una marcha por la paz convocada por sindicatos y formaciones izquierdistas y de la oposición en Ankara.

Cuerpos de víctimas de las recientes explosiones registradas en Ankara, capital de Turquía.

 

Según el jefe del Estado turco, el sangriento atentado tenía como objetivo “la estabilidad y la democracia” del país, además de influir en las elecciones generales previstas para el 1 de noviembre.

Si bien ha descartado que dichos incidentes retrasen las elecciones. “los ataques terroristas han afectado las condiciones en las que el país se prepara para los comicios, pero tenemos previstas estas elecciones y las realizaremos en cualquier circunstancia”,  ha subrayado.

Según los testigos, una de las bombas explotó en medio de una agrupación de ciudadanos sin identificación política, y la otra, próxima a un lugar donde ondeaban banderas y pancartas del prokurdo Partido Democrático del Pueblo (HDP por sus siglas en turco) y de otras formaciones de la oposición.

Desde junio, Turquía está viviendo una caótica situación por los enfrentamientos entre los miembros del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK, en kurdo) y soldados del país, tras un atentado suicida —atribuido por Ankara al grupo terrorista Daesh—, que provocó la muerte de 32 personas en un mitin kurdo en la ciudad fronteriza de Suruç.

mjs/nii/