• El comisario de Ampliación de la Unión Europea, Johannes Hahn.
Publicada: sábado, 6 de febrero de 2016 18:36

La Unión Europea (UE) necesita que Turquía adopte medidas para reducir el número de inmigrantes que llega a través de este país a Grecia si se quiere paliar la tensión en las fronteras interiores europeas.

"Turquía podría hacer más, no tengo ninguna duda al respecto", ha declarado este sábado en una entrevista el comisario de Ampliación de la UE, Johannes Hahn en referencia al acuerdo alcanzado el pasado 29 de noviembre entre Ankara y Bruselas para reducir el flujo de refugiados.

"Este plan de acción fue acordado más de dos meses atrás y todavía no hemos visto una reducción significativa en el número de inmigrantes", ha añadido.

Turquía podría hacer más, no tengo ninguna duda al respecto", ha declarado el comisario de Ampliación de la UE, Johannes Hahn.

Hahn ha señalado además que la violencia en el sureste del país -- en referencia a la campaña militar que Turquía libra contra las milicianos del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK, por sus siglas en kurdo) -- "no es excusa" para no cumplir con sus obligaciones y que Turquía necesita mantener las patrullas en sus costas occidentales y la cooperación con Grecia.

"Necesitamos resultados antes de la siguiente cumbre europea para mostrar a los líderes que esto (el plan) está funcionando", ha aseverado el comisario. "Me preocupa que no haya suficiente tiempo" ha añadido, además de asegurar que un potencial fallo del acuerdo con Turquía "aumenta la presión para encontrar otro tipo de soluciones" al problema.

Migrantes tratan de saltar la valla de alambre instalada en la frontera de Bulgaria con Turquía.

 

Dichas soluciones podrían crear "un efecto dominó" que según Hahn llevaría a la creación de barreras, cierre de fronteras y al riesgo de acabar con la zona Schengen. Seis miembros de esta zona, incluida Alemania, ya han decidido establecer controles fronterizos temporales que podrían extenderse hasta mayo.

Por su parte, la Comisión Europea publicará el próximo miércoles un informe acerca del progreso de Turquía en la aplicación del acuerdo sobre inmigración. Uno que contiene un paquete de 3000 millones de euros para que Ankara mantenga dentro de sus fronteras a los refugiados sirios, a cambio de un compromiso para acelerar el proceso de integración del país a la UE y para los procesos de visado para aquellos turcos que visiten Europa.

mah/nii/