• El presidente iraní, Hasan Rohani, ofrece un discurso a su llegada al aeropuerto de Kermanshah, en el oeste de Irán, 14 de noviembre de 2017.
Publicada: martes, 14 de noviembre de 2017 10:09
Actualizada: martes, 14 de noviembre de 2017 14:03

El presidente iraní, Hasan Rohani, promete el “máximo apoyo y ayuda” del Gobierno a la población damnificada por el fuerte seísmo que sacudió el oeste del país.

Rohani, en una rueda de prensa con los periodistas este martes por la mañana a su llegada al aeropuerto de Kermanshah, capital de la provincia homónima ubicada en el oeste del país, ha expresado una vez más sus condolencias a los allegados de las víctimas del terremoto del domingo y deseado una pronta recuperación para los heridos.

“El Gobierno movilizará todas sus fuerzas y medios para contribuir a la pronta recuperación física de los heridos y a la reconstrucción de las viviendas destruidas”, ha dicho el mandatario, antes de iniciar la visita a las zonas más afectadas por el terremoto de 7,3 en la escala de Richter que ha dejado hasta el momento al menos 430 muertos y más de 7000 heridos.

El epicentro del terremoto se ubicó a 33 kilómetros de profundidad en Ezguele, una pequeña ciudad de la provincia iraní de Kermanshah al pie de las cordilleras sinuosas que dibujan la frontera entre Irán e Irak.

El presidente se ha comprometido con la población de Kermanshah a otorgar créditos especiales y apoyo de recursos a las familias damnificadas, asegurando que la Fundación de Vivienda de la Revolución Islámica se encargará del proceso de reconstrucción de las viviendas.

Asimismo, ha agradecido sus aportes en la ayuda a los damnificados al Ejército, al Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI), a las Fuerzas de la Resistencia Popular (Basich), a la Media Luna Roja y a los Ministerios de Energía, el Transporte y Desarrollo Urbano, y Salud.

El Gobierno movilizará todas sus fuerzas y medios para contribuir a la pronta recuperación física de los heridos y a la reconstrucción de las viviendas destruidas”, ha dicho el presidente iraní, Hasan Rohani.

 

Rohani ha mostrado, además, su gratitud a todos los países vecinos y a todos los países y organizaciones internacionales que expresaron su simpatía y solidaridad con el pueblo iraní en este momento de pesar.

De momento, se ha ofrecido alojamiento temporal a los afectados en las ciudades de Qasre Shirin, Sarpole Zahab y Kermanshah, todas ubicadas en la provincia de Kermanshah, donde también se han instalado varios hospitales de campo para atender a los heridos.

ftm/nii/

Commentarios