• Dormir mal aumenta la producción de dos proteínas asociadas con asociado con el alzhéimer.
Publicada: martes, 18 de julio de 2017 18:06

Un sueño pobre aumenta las proteínas relacionadas con el alzhéimer, revela una investigación científica.

Un estudio de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington, en St. Louis, Estados Unidos; el Centro Médico de la Universidad de Radboud, en Países Bajos, y la Universidad de Stanford, en EE.UU., ha demostrado que interrumpir una noche de sueño en adultos sanos de mediana edad provoca un aumento de beta amiloide, un péptido asociado con la enfermedad de Alzheimer.

Además, una semana de estar dando vueltas en la cama conduce a un aumento de otra proteína del cerebro, 'tau', que se ha ligado al daño cerebral en el alzhéimer y otras enfermedades neurológicas.

"Creemos que quizás el sueño crónico pobre durante la edad media puede elevar el riesgo de alzhéimer más adelante en la vida", afirma el autor principal del estudio, David M. Holtzman, profesor del Departamento de Neurología en la Universidad de Washington, cuyo trabajo se detalla en un artículo publicado el lunes en la revista Brain, que puede ayudar a explicar por qué el sueño pobre se ha relacionado con el desarrollo de demencias como el alzhéimer.

Creemos que quizás el sueño crónico pobre durante la edad media puede elevar el riesgo de alzhéimer más adelante en la vida", afirma el autor principal del estudio, David M. Holtzman.

 

Los cerebros de las personas con la enfermedad de Alzheimer –que se caracteriza por pérdida gradual de la memoria y deterioro cognitivo– están salpicados de placas de proteína beta amiloide y enredos de proteína tau, que en conjunto hacen que el tejido cerebral se atrofie y muera. No hay terapias que se hayan demostrado que prevengan, retarden o reviertan el curso de la enfermedad.

Estudios anteriores de Holtzman y el coprimer autor, Yo-El Ju, profesora asistente de Neurología, y otros, han demostrado que el sueño pobre aumenta el riesgo de problemas cognitivos. El deterioro cognitivo leve es una señal de advertencia temprana para la enfermedad de Alzheimer.

Las personas con apnea del sueño, por ejemplo, una patología en la que las personas dejan de respirar repetidamente por la noche, están en riesgo de desarrollar deterioro cognitivo leve un promedio de 10 años antes que las personas sin trastorno del sueño. 

snr/anz/tmv/rba

Commentarios