• Ondea la bandera rusa en las celebraciones del tercer aniversario de la anexión de Crimea por la Federación Rusa en Sebastopol, 18 de marzo de 2017.
Publicada: lunes, 19 de junio de 2017 15:46
Actualizada: martes, 20 de junio de 2017 2:37

Las tensiones entre la Unión Europea y Rusia no ven motivos para reducirse, ahora el bloque prorroga las sanciones contra Crimea y Rusia responde ante esta postura.

Los ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) han ampliado este lunes por un año más las sanciones contra Crimea por adherirse a Rusia en 2014 mediante un referéndum, que vencían el 23 de junio.

"El Consejo de la UE prolongó el 19 de junio de 2017 las medidas restrictivas hasta el 23 de junio de 2018", ha indicado el mismo organismo mediante un comunicado.

El bloque comunitario impuso sanciones económicas a Crimea por primera vez en junio de 2014 tres meses después de que este territorio se escindiera de Ucrania y se uniese a Rusia.

Por su parte, el Kremlin no ha tardado en responder ante esta noticia. Moscú ha cuestionado a la Unión Europea por prolongar un año más las medidas restrictivas y ha considerado que las sanciones comerciales dañan no solo a Crimea, sino también a los propios países europeos.

"Rechazamos estas sanciones y las consideramos ilegítimas", ha indicado el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, en una comparecencia ante la prensa.

El Consejo de la UE prolongó el 19 de junio de 2017 las medidas restrictivas hasta el 23 de junio de 2018", indica este organismo en un comunicado.

 

Los ciudadanos y empresas basados en la UE tienen prohibido importar productos originarios de los dos territorios, realizar cualquier tipo de inversión o financiar empresas o entidades establecidas en Crimea.

Los buques europeos, incluidos los de turismo, continuarán con la prohibición para atracar en el puerto de Sebastopol, excepto en casos de emergencia.

Las exportaciones en Crimea de determinados bienes y tecnologías empleados en los sectores de transportes, telecomunicaciones, sector energía, prospección y exploración de recursos minerales y energéticos, seguirán vetadas.

Más del 96 por ciento de los habitantes de Crimea apoyó su anexión a Rusia, un hecho que la Unión Europea ve como "ilegal", pese a que la Cancillería rusa dice respetar y aceptar la voluntad de adherirse a Rusia expresada de forma democrática y en plena conformidad con el derecho internacional y la Carta de las Naciones Unidas.

El presidente ruso, Vladimir Putin, asegura que el tema de Crimea está "cerrado definitivamente". Ucrania, no obstante, sigue considerando este territorio como una "zona ocupada".

snr/ctl/mkh/rba

Commentarios