• El presidente ruso, Vladimir Putin, ofrece un discurso en la cumbre de la OCS en Astaná (capital de Kazajistán), 9 de junio de 2017.
Publicada: viernes, 9 de junio de 2017 17:08

Rusia ha calificado la situación política interna de Estados Unidos de obstáculo para resolver los conflictos existentes en Oriente Medio.

“Observamos lo que está pasando en Siria y en general en Oriente Medio, en Irak, lo que pasa en Afganistán. Hay que decir que la situación política interna de EE.UU. no contribuye a que la colaboración internacional alcance un nivel constructivo y sistemático”, ha lamentado hoy viernes el presidente ruso, Vladimir Putin.

En un discurso pronunciado en la cumbre de la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS), Putin ha argumentado que pese a las operaciones de Washington y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) “la situación militar e interna se sigue degradando”, lo cual, a su juicio, amenaza la seguridad de la OCS.

Estas palabras se pronuncian en momentos en que EE.UU. experimenta graves problemas en su política interior desde la llegada a la presidencia del republicano Donald Trump, por ejemplo, con la destitución como director del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) de James Comey, quien declaró ayer mismo que el presidente mintió sobre su despido.

Observamos lo que está pasando en Siria y en general en Oriente Medio, en Irak, lo que pasa en Afganistán. Hay que decir que la situación política interna de EE.UU. no contribuye a que la colaboración internacional alcance un nivel constructivo y sistemático”, ha denunciado el presidente ruso, Vladimir Putin.

 

Mientras tanto, el presidente ruso destacó que la cooperación entre Rusia, Irán y Turquía está desempeñando un papel importante en el arreglo de la crisis siria. “Últimamente ha habido momentos positivos en el desarrollo de la crisis siria”, dijo en alusión a recientes reuniones sobre el país árabe en Astaná (capital de Kazajistán).

El avance más importante, señaló, es el acuerdo sobre el alto el fuego entre el Gobierno y la oposición siria y la creación de zonas de seguridad.

Por otra parte, el mandatario ruso advirtió del peligro de grupos extremistas como EIIL (Daesh, en árabe), reveló que células de esta banda takfirí participaron en el atentado suicida de San Petersburgo y alertó de nuevos planes de desestabilización de Asia Central y el sur de Rusia.

Por todo ello, Putin llamó a los miembros de la OCS a intensificar los esfuerzos conjuntos para hacer frente al extremismo y solucionar conflictos: “estoy seguro de que intensificaremos conjuntamente nuestras acciones para arreglar por vía diplomática los conflictos regionales, sobre todo en Oriente Medio, en Siria”.

bhr/mla/ftm/nal

Commentarios