• Rusia destaca rol ‘decisivo’ de sus fuerzas de élite en Palmira
Publicada: viernes, 3 de marzo de 2017 18:08
Actualizada: viernes, 3 de marzo de 2017 18:55

El Ministerio de Defensa de Rusia afirma que los asesores militares y fuerzas especiales rusos desempeñaron un papel ‘decisivo’ en la liberación de Palmira.

La operación del Ejército sirio en Palmira (centro) fue planeada y ejecutada con éxito bajo la dirección de consejeros militares rusos, ha asegurado este viernes el teniente general Serguei Rudskoi, jefe de la principal dirección operativa del Estado Mayor General ruso.

Durante la operación, ha precisado el militar, las pérdidas de los terroristas ascendieron a más de 1000 muertos y heridos, destruyéndose además 19 tanques, 37 coches blindados, 98 camionetas con el armamento pesado y más de 100 vehículos.

No solo han sido utilizados aviones, sino también los helicópteros avanzados Ka-52, que han demostrado su alta eficacia en las áreas montañosas y el desierto", dice Serguei Rudskoi, el teniente general ruso.

Rudskoi ha añadido que la contribución decisiva a la derrota del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) en el área de la ciudad de Palmira "fue obra de la aviación rusa y las fuerzas de operaciones especiales".

Durante la operación en contra de los terroristas "no solo se han utilizado aviones, sino también avanzados helicópteros Ka-52, que han demostrado su alta eficacia en áreas montañosas y en el desierto", ha sostenido. 

El militar ruso ha revelado que la antigua ciudad ha sido liberada por completo, el Ejército sirio ha tomado el control de las alturas al norte y al sur de Palmira y está continuando la ofensiva en la parte oriental.

 

En estos momentos, se están examinando los edificios y construcciones de la ciudad. Los zapadores sirios, preparados por especialistas rusos en el centro de formación en la ciudad norteña de Alepo, han empezado a neutralizar las minas y objetos explosivos dejados por los terroristas, proceso al que se van a unir los zapadores del Centro Internacional Antiminas de las Fuerzas Armadas de Rusia.

Palmira, uno de los seis lugares de Siria declarados Patrimonio Mundial por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés), cayó en manos de los terroristas de Daesh en mayo de 2015. Diez meses después, el Ejército sirio, con la ayuda del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), el asesoramiento militar de Irán y el apoyo aéreo de Rusia, recuperó el control de la ciudad, si bien el grupo terrorista volvió a entrar en la emblemática localidad el 10 de diciembre de 2016.

alg/mla/tmv/rba

Commentarios