• Un bombardero ruso Sujoi Su-34, usado por primera vez en la campaña aérea rusa en Siria en apoyo a las fuerzas sirias.
Publicada: jueves, 22 de diciembre de 2016 23:30

Rusia ha probado más de 160 nuevas armas durante sus operaciones antiterroristas en el territorio sirio, revela el ministerio de Defensa ruso.

Según ha revelado este jueves el ministro de Defensa de Rusia, Serguei Shoigu,162 nuevas armas rusas que nunca habían sido usadas en combate han sido probadas en los más de 14 meses que las Fuerzas Aeroespaciales rusas llevan a cabo ofensivas en apoyo al Ejército sirio.

“Durante la operación en Siria 162 armas avanzadas y modernizadas han sido probadas en combate. Estas armas han resultado ser altamente eficientes”, ha dicho Shoigu durante una reunión del Gabinete ruso en Moscú, la capital.

Durante la operación en Siria 162 armas avanzadas y modernizadas han sido probadas en combate. Estas armas han resultado ser altamente eficientes”, dice el ministro de Defensa de Rusia, Serguei Shoigu.

El ministro ha señalado los cazabomabrderos Sujoi Su-30SM, los bombarderos Sujoi Su-34 y los helicópteros de ataque Kamov Ka-52 como algunos de los equipos militares y armas que por primera vez se han usado en combate.

Estos aviones de guerra, junto con otras aeronaves de este tipo, han realizado más de 18.800 vuelos, han efectuado 71.000 ataques aéreos y han destruido un gran número de instalaciones en manos de los terroristas, según Shoigu.

 

Del mismo modo, ha informado que durante el conflicto sirio las fuerzas rusas han conseguido perfeccionar el diseño y el rendimiento de los misiles de crucero Kalibr, que Rusia ha usado en múltiples ocasiones contra las posiciones del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe).

También, ha confirmado que las pruebas de estas armas revelaron problemas antes no conocidos que podría dificultar su uso, hecho que ha causado que el Ministerio de Defensa ruso deje de usar y comprarlas y pida a sus fabricantes que corrijan los fallos.

Shoigu ha recordado que el objetivo principal de Rusia con su intervención en Siria ha sido la de impedir la desintegración del país árabe, algo que asegura que ha conseguido, y que probar diferentes sistemas de armas es de menos importancia comparado con lo anteriormente dicho.

“La involucración de Rusia ha prevenido la desintegración del Estado Sirio, ha roto las cadenas de revoluciones de colores en Oriente Medio y el norte de África, ha facilitado el proceso para llegar a un acuerdo político y la reconciliación entre las partes involucradas [en Siria]”, ha aseverado.

hgn/ctl/tqi/rba

Commentarios