• Una niña herida siria en una camilla fuera de un hospital en Alepo occidental, 20 de noviembre de 2016.
Publicada: martes, 29 de noviembre de 2016 17:51
Actualizada: miércoles, 30 de noviembre de 2016 12:01

El presidente ruso, Vladimir Putin, ha ordenado el urgente envío de hospitales móviles a Alepo y sus inmediaciones para asistir a la población civil.

“El presidente ha encargado desplegar en breve los hospitales y proceder a ofrecer asistencia médica a todos los habitantes de Alepo”, ciudad sita en el norte de Siria, ha informado este martes el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, citado por la agencia oficial rusa de noticias TASS.

El funcionario ha explicado, además, que el Ministerio ruso de Defensa operará un hospital multifuncional con 100 camas y equipos de traumatología para el tratamiento de niños. Esta clínica tendrá capacidad para brindar asistencia ambulatoria a unas 420 personas.

El presidente ha encargado desplegar en breve los hospitales y proceder a ofrecer asistencia médica a todos los habitantes de Alepo”, ciudad sita en el norte de Siria, ha informado el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov

Mientras, el Ministerio para Situaciones de Emergencia habilitará mañana, miércoles, en las inmediaciones de Alepo, una clínica de campaña con 50 camas y capacidad para atender a 200 pacientes al día. Las instalaciones estarán operativas “muy pronto”, ha asegurado Peskov.

En los últimos días, el Ejército sirio, con el apoyo de sus aliados, ha logrado considerables avances en su ofensiva para acabar con la presencia de la coalición terrorista Yeish al-Fath, que controla los barrios orientales de Alepo desde 2012, siendo el caso más reciente la liberación del barrio estratégico de Al-Sajur, con lo que el bastión terrorista en Alepo se quedó dividido.

Los logros de las fuerzas gubernamentales han permitido a decenas de miles de civiles huir de los barrios en manos de los “rebeldes” hacia zonas liberadas o controladas por las autoridades en Alepo y sus inmediaciones.

 

Ante esta situación, el Ejército ruso ha activado 150 cocinas de campaña para alimentar a los civiles que han logrado salir de la guerra en la segunda ciudad más importante del país árabe, tras permanecer retenidos durante varios meses por los grupos armados.

“Muchos de ellos, por primera vez en mucho tiempo, han podido recibir agua, comida y atención médica en los centros humanitarios”, ha declarado el portavoz del Ministerio ruso de Defensa, el general Igor Konashenkov.

mjs/anz/ftn/rba

Commentarios