• Soldados de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) durante ejercicios militares en Kosovo, 3 de junio de 2016.

El embajador ruso ante la OTAN subraya que la Alianza Atlántica no debe presionar militarmente a Rusia y advierte de que Moscú responderá a su despliegue en el este de Europa.

“Es necesario, sobre todo para la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte), dejar de avanzar rumbo a los intentos de esta presión militar sobre la Federación de Rusia, cesarlos y comenzar a desmantelar gradualmente todo lo que está desplegado por hoy en los países bálticos”, insistió el viernes el embajador ruso ante el bloque militar, Alexandr Grushkó,

Durante una entrevista con la emisora de radio rusa Kommersant FM, el portavoz ruso hizo hincapié en que si la OTAN cesa sus provocaciones, se normalizará el ambiente y se propiciarán los diálogos con el objetivo de garantizar la seguridad de la región.

Es necesario, sobre todo para la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte), dejar de avanzar rumbo a los intentos de esta presión militar sobre la Federación de Rusia, cesarlos y comenzar a desmantelar gradualmente todo lo que está desplegado por hoy en los países bálticos”, insistió el embajador ruso ante la OTAN, Alexandr Grushkó.

Pero el plan de la Alianza para desplegar más tropas en los países bálticos y en Polonia posiblemente devendrá en una respuesta política y militar de Moscú, añade Grushkó.

Grushkó también advirtió de que las rotaciones de las fuerzas de la OTAN es lo mismo, en realidad, que un despliegue permanente, y tales actividades no ayudarán a cambiar la situación.

“Desde el punto de vista militar, es algo peor, porque permite a una mayor cantidad de militares, mayor cantidad de unidades dominar, empleando el lenguaje militar, el potencial teatro de operaciones”, ha añadido.

 

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, anunció el día anterior que “la amenaza rusa para los Estados bálticos de Europa” será el principal eje de la conferencia de la Alianza, que tendrá lugar el próximo julio en Varsovia, capital polaca.

La OTAN que, tras la crisis en Ucrania en 2014, experimenta tensiones con Rusia a niveles no vistos desde la Guerra Fría, ha multiplicado sus maniobras militares y patrullas marítimas, terrestres y aéreas en el este de Europa, además de aumentar su presencia militar en los países bálticos.

ftn/nii/

Publicada: sábado, 4 de junio de 2016 14:00
Actualizada: lunes, 3 de abril de 2017 3:31
Commentarios