• Una instalación militar de las fuerzas de guerra del régimen de Israel (IDF, por sus siglas en inglés).
Publicada: sábado, 15 de julio de 2017 23:07

Investigaciones realizadas por las autoridades israelíes confirman que sus bases militares no son seguras.

Según ha informado este sábado la página web Middle East Monitor (MEM), inspecciones llevadas a cabo por las autoridades israelíes han descubierto que al menos siete bases militares israelíes en el sur de los territorios ocupados por el régimen de Tel Aviv carecen de seguridad.

Más específicamente, indica el Canal 7 israelí, la unidad de inspecciones de las fuerzas de guerra del régimen de Tel Aviv envió a varios de sus miembros a las bases militares israelíes y ellos consiguieron robar equipamientos, armas y documentos confidenciales, evidenciando asi la carencia de seguridad en las bases israelíes.

Además, informa el mismo medio israelí, la situación en aquellas siete bases militares es tan precaria que ya el ejército israelí está instalando etiquetas permanentes —y etiquetas con dispositivos de GPS (siglas en inglés del Sistema de Posicionamiento Global) sobre sus equipos militares que son más importantes— sobre todos sus equipos militares en dichas bases con el fin de poder localizarlos si son robados.

Del mismo modo ya varios de los responsables de dichas bases han recibido castigos y las autoridades israelíes han ordenado a las fuerzas de guerra del régimen de Tel Aviv (IDF, por sus siglas en inglés) invertir al menos 4,2 millones de dólares en medidas de seguridad adicionales en las bases del IDF en todas las zonas de los territorios ocupados palestinos.

Varios rifles de asalto recuperados después de ser robados de la base militar israelí Sde Teiman.

 

Se cree que solamente en los últimos meses más de 450 diferentes tipos de armas han sido robadas desde bases militares israelíes, lo que muestra la incapacidad de las autoridades del régimen de Tel Aviv en garantizar la seguridad de sus instalaciones militares.

El caso más polémico del hurto de armas israelíes tuvo lugar en el mes de mayo cuando dos jóvenes palestinos se adentraron en una base militar en la región de Al-Yalil (Galilea), en el norte de los territorios ocupados, y robaron cuatro rifles de asalto tipo M-16, de producción estadounidense.

Los palestinos fueron luego detenidos, no obstante, las autoridades israelíes y el IDF no pudieron encontrar los fusiles de asalto.

hgn/ktg/mjs/rba

Commentarios