• El círculo rojo marca la central nuclear de Dimona, en el desierto del Neguev, en el sur de los territorios ocupados palestinos
Publicada: sábado, 28 de marzo de 2015 0:00

El Pentágono ha desclasificado recientemente un documento que confirma la posesión de bombas nucleares por el régimen de Israel.

El documento, titulado ‘Evolución de tecnologías críticas en Israel y los países de la OTAN’ y escrito en 1987, se consideraría la primera revelación pública en la que Washington admite la tenencia de armas nucleares por el régimen israelí.

El documento de 386 páginas elaborado por el Instituto de Análisis para la Defensa (IAD) ofrece un desglose detallado de cómo el régimen de Israel desarrolló armas nucleares en las décadas de 1970 y 1980.

“Hay que señalar que los israelíes están desarrollando un tipo de códigos que les permitirá hacer bombas de hidrógeno. Es decir, códigos que detallan procesos de fisión y fusión a un nivel microscópico y macroscópico”, indica el documento.

Revela también que el régimen de Israel ya en la década de 1980 estaba obteniendo la capacidad de crear bombas consideradas mil veces más potentes que las bombas atómicas.

Los laboratorios nucleares del régimen de Tel Aviv, recalca el informe, son equivalentes a las instalaciones estadounidenses y tienen la capacidad de enriquecer uranio en grado todavía mayor.

Por otra parte, el Pentágono ha destacado que hace 28 años, Tel Aviv llevó a cabo trabajos preliminares para construir una bomba de destrucción masiva de manera paralela a Estados Unidos y en algunos aspectos los físicos y los ingenieros israelíes adelantaron incluso a sus homólogos norteamericanos.  

Hace dos semanas, The Washington Post detalló también que cuando el régimen de Tel Aviv empezó la construcción de sus reactores en la central nuclear de Dimona, en el desierto del Néguev (en el sur de los territorios ocupados palestinos), las autoridades israelíes habían dicho a Washington que se trataba de una “fábrica textil” y, posteriormente, alegaron que era una instalación de investigación metalúrgica.

Según los analistas, el informe no es en realidad algo nuevo, ya que las autoridades estadounidenses saben que el régimen sionista posee bombas nucleares, sin embargo, no escatiman esfuerzos para cooperar con el fin de no difundir esta posesión e incluso han prohibido a empleados federales y organizaciones no gubernamentales que revelen este secreto a voces.

alg/ncl/kaa

Commentarios