• Cabezas Nucleares
Publicada: domingo, 1 de marzo de 2015 14:51
Actualizada: sábado, 26 de agosto de 2017 3:43

Un informe de 2013, en una revista especializada estadounidense confirma que el régimen israelí posee al menos 80 ojivas nucleares operativas y tiene material suficiente para producir hasta 190 más.

En el reportaje, publicado por el Boletín de los Científicos Atómicos, los expertos en proliferación de armamento nuclear Robert Norris y Hans Kristensen estiman que Israel interrumpió su producción de ojivas atómicas en 2004, “una vez que alcanzó alrededor de 80 municiones”. 

No obstante, añaden los expertos, el régimen de Tel Aviv “puede doblar su arsenal con facilidad, ya que tiene suficiente material fisible para fabricar al menos otras 115 bombas”. 

“Hay rumores de que Israel está equipando a algunos de sus submarinos con misiles de cruceros con capacidad nuclear”, constata el informe haciéndose eco del Anuario sobre Armamento y Seguridad Internacional de 2013 del Instituto Internacional de Estocolmo de Investigaciones sobre la Paz. 

Este informaba también de que el régimen israelí podría tener misiles de crucero con capacidad nuclear lanzados desde submarinos, y hacía la misma estimación sobre el arsenal nuclear israelí. 

No se sabe aún cuántas del total de ovijas nucleares israelíes pueden estar ya desplegadas, al seguir manteniendo Israel su política, largamente mantenida, de ambigüedad nuclear, por la que nunca confirma ni desmiente poseer armamento nuclear u otras armas de destrucción masiva (ADM). 

En diciembre de 2012, Tel Aviv volvió a hacer oídos sordos a la enésima petición de los miembros del Tratado de No Proliferación nuclear (TNP) de suscribir ese acuerdo.

Las sospechas acerca de las ojivas nucleares israelíes han sido impulsadas al suministrar Alemania al régimen de Tel Aviv cinco submarinos de clase Dolphin, supuestamente capaces de lanzar misiles nucleares, y firmar un contrato para fabricar uno más. 

Los arsenales de armas de destrucción masiva del régimen israelí han quedado más expuestos a las críticas después del reciente acuerdo entre Estados Unidos y Rusia para destruir las armas químicas de Siria, lo que se vio como un paso significativo en la liberación de la región de armas de destrucción masiva. 

mla/oma/msf

Commentarios