La filtración de Wikileaks sobre el rol que cumple la CIA, ha confirmado la teoría expuesta desde el Geopoder según la cual existen oficinas especializadas que ejecutan planes de desinformación planeados en fábricas de rumores.

Este planteamiento se une a otro: todos aquellos que trabajen para el sistema ideológico neoliberal son desechables, más aún, si sirven para crear banderas falsas.

Este es el caso concreto del atentado mortal el 13 de febrero a Kim Jong-Nam, hermanastro del mandatario norcoreano, Kim Jong-Un, quien murió supuestamente después que una mujer le arrojara en la cara un pañuelo impregnado con un fuerte veneno (el agente nervioso VX), en la sala de embarque del aeropuerto internacional de Kuala Lumpur, asesinato atribuido a Corea del Norte. 

Dicha información presentada como veraz se ha demostrado de seria inconsistencia lo que debe ser analizado en profundidad.

En primer lugar, el sólo hecho que todas las agencias de información occidentales y de países vasallos entregaran la misma noticia en el mismo momento y con amplísima información, corrobora que desde una central se envía el mensaje y se califica como de rápida difusión obligatoria sin requerir pruebas de sus bases o efecto. Lo ratifica el reciente video de un hijo de Jong-Nam cuya aparición ha sido inmediata a nivel mundial. En segundo lugar, la identificación rápida y precisa del presunto asesino:  una mujer que le arrojó una sustancia desconocida a la cara en el aeropuerto de Kuala Lumpur. En tercer lugar, el ocultamiento del cadáver al cual se practicaron exámenes y autopsia, determinando el 24 de febrero que el agente tóxico VX fue el causante de la muerte junto con la negación a entregar el cuerpo al gobierno de Piongyang.

Las preguntas que aparecen inquietan: ¿querría el líder norcoreano destruir sus relaciones con Malasia, las que se encontraban en un nivel alto de afinidad?, o ¿tiene sentido eliminar a alguien en una terminal de aeropuerto a la vista de centenares de cámaras, usando VX?

Preguntarse quién posee el agente tóxico VX es respondido por el Ministerio de Defensa de Corea del Sur, afirmando en 2014 que Pyongyang había comenzado a producir armas químicas en la década de los ochenta y estimó que tenía entre 2500 y 5000 toneladas de agentes químicos en sus almacenes…sin confirmar. Por el contrario, se sabe que la industria occidental lo produce y ha sido entregado, por ejemplo, a Estado islámico y Al Nusra, las que lo han aplicado ya.

¿Cuáles son los detenidos y declaraciones?

La policía de Malasia detuvo a cuatro sospechosos: dos mujeres, una vietnamita y la otra indonesia, y dos hombres, uno malasio y el otro norcoreano. Además, otros cuatro sospechosos habrían escapado a Yakarta (capital de Indonesia), para viajar de allí a Dubái (Emiratos Árabe Unidos), Vladivostok (Rusia) y Pyongyang. No hay declaraciones públicas actualmente.

Como puede concluirse, el hecho ha sido silenciado posteriormente pues no ha provocado el efecto esperado, excepto la crisis entre Malasia y Corea del Norte. No obstante, podría ser efectivo si Trump la convierte en su caballo de batalla dado el estado de oposición en que se encuentra. Podría aglutinar fuerzas a su alrededor, dejar en fuera de juego a sus opositores y empezar a justificar el enorme gasto militar que quiere emprender para contentar al conglomerado industrial-militar. La interrogante es: ¿A quién le interesa un aumento del riesgo de guerra en la península coreana?

Finalmente, todo es posible de falsificar para las élites neoconservadoras cuando se trata de Corea del Norte, recordando el “fusilamiento” del Ministro de Defensa de un certero cañonazo…lo que nunca ocurrió, por tanto, en esta situación se demuestra claramente una nueva bandera falsa.

Lo fundamental es reflexionar sobre la incoherencia de lo presentado: “agentes norcoreanas” que ejercen la prostitución y tienen páginas de Facebook con amigos surcoreanos principalmente…asegurando recibir 90 dólares por un programa de cámara oculta; un ciudadano norcoreano que lleva un pasaporte diplomático a nombre de Kim Chol fallece en una ambulancia durante el trayecto al hospital de Kuala Lumpur después de haber sido víctima de una agresión en el aeropuerto…siendo identificado después como hermanastro pese a no poseer el ADN referido; la policía malaya aseguró que la causa de la muerte del fallecido era un accidente cardiaco que luego pasó a envenenamiento producto de un vídeo sin nitidez y confuso.

El texto de Diario Octubre es absolutamente claro: “Al vídeo se le suma una foto de alguien al que la prensa presenta como Kim Jong-nam, con la particularidad de que su vestimenta no es la misma que muestra el vídeo, por lo que al menos uno de los dos no se corresponde con los hechos. Tampoco está claro el modo de empleo del gas VX, que es tan tóxico que difícilmente la autora o autoras del supuesto crimen hubieran podido salir indemnes rociando con él la cara de su víctima con las manos descubiertas. Incluso utilizando unos guantes, el gas VX es tan tóxico que hubiera afectado a la asesina. Incluso tomando un antídoto, como la atropina, hubiera quedado paralizada.

El gobierno de Corea del Norte se ha ofrecido para colaborar en una investigación neutral; el de Malasia se ha negado a ello por una razón evidente: la tesis ya estaba escrita de antemano.

La cadena surcoreana Chosun TV, que fue la primera en divulgar la tesis del asesinato, apoyándose en una “fuente gobernativa”, lo mismo que el diario reaccionario Choson Ilbo del mismo grupo monopolista, son muy cercanos a los servicios de inteligencia de su país. Su primera información identificó a la víctima como Kim Jong-nam y en aquel momento añadió la coletilla del empleo de unas agujas envenenadas, que luego cambió por el uso de un aspersor, sin que en ningún momento diera explicaciones de una cosa ni de la otra, aunque se remitía a la investigación de la policía malaya, lo cual era falso: se trataba de una intoxicación filtrada por los servicios de inteligencia surcoreanos.

Kim Jong-nam no es ningún disidente, ni mucho menos un opositor al gobierno de Pyongyang y, según algunas de las informaciones difundidas, está bajo la protección de China que, al mismo tiempo, es uno de los más importantes apoyos de Corea del Norte.

¿Por qué Kim Jong-nam (si es que se trataba de él) se encontraba en una zona del aeropuerto reservada a los vuelos de precio reducido en lugar de estar en las que se reservan para las altas personalidades?” (1)

El tema desaparecerá muy pronto a no ser que se “descubra” nueva evidencia que sirva para atizar la guerra. Pese a ello, la tendencia a la humanización ya cabalga con fortaleza en el planeta, aunque tenga altibajos producto de la maldad esencial que posee la Corporatocracia.

(1) https://diario-octubre.com/2017/03/07/el-estrafalario-asesinato-del-hermanastro-del-dictador-de-corea-del-norte/

Publicada: jueves, 9 de marzo de 2017 12:35

Carlos Santa María
Carlos Santa María Carlos Santa María es Doctor en Filosofía y Ciencias de la Educación, profesor universitario, columnista de varios medios nacionales e internacionales y ha escrito dieciséis libros en el campo humano, político y pedagógico.

Commentarios