• ¿Quién se beneficia de ataque a Yemen?
Publicada: lunes, 11 de mayo de 2015 12:50
Actualizada: sábado, 23 de abril de 2016 11:52

El aventurerismo político de Arabia Saudí era relativamente clandestino hasta que atacó a Yermen y lo arrasó en el transcurso de dos semanas.

El mundo árabe nunca había sido testigo de tal brutalidad, y las llamadas organizaciones defensores de derechos humanos, como siempre, han hecho la vista gorda. 

Se destaca que tal ferocidad flagrante podría haber sido evitada si los títeres saudíes no eran tan serviciales ante sus amos estadounidenses. Mirando atrás en la historia y examinar el asunto, lo que percibimos es que aquellas naciones que encienden las primeras llamas de la guerra, son conscientes de las consecuencias.

Se destaca que tal ferocidad flagrante podría haber sido evitada si los títeres saudíes no eran tan serviciales ante sus amos estadounidenses. Mirando atrás en la historia y examinar el asunto, lo que percibimos es que aquellas naciones que encienden las primeras llamas de la guerra, son conscientes de las consecuencias.

Sin embargo, parece que Arabia saudí es una excepción, ya que ha lanzado a la carga sin saber, como dice el refrán, "Lo que va...  siempre vuelve" o sea, sin saber que las consecuencias desastrosas de esta karma política sin duda traerán problemas a este poder del Oriente Medio, novato en la guerra.

Los días en los que uno podría ser tan inocente como para ser intimidado y mangoneado por un espantapájaros ya han quedado atrás. Este error drástico en los cálculos que han cometido los oficiales del Ejército de Arabia Saudí es más que un simple acto de intimidación y ya se ha convertido en una guerra sin cuartel. Este premeditado alarde del poder militar, llevó la región a una guerra árabe-árabe condenada al fracaso, provocó un irreparable daño regional y causó incidentes a nivel mundial que ponen los pelos de punta.

Los partidarios de movimineto popular Ansarolá en Yemen.

 

Los saudíes habían aferrado a la infundada idea de que las llamas de "La primavera árabe" se habían extinguido y vencido; sin embargo, no tenían ni idea de que este esfuerzo antidictadura, ya había madurado y convertido de una llama ardiente en una hoguera devastadora. Uno puede disparar al cuerpo de una persona, pero no a sus creencias. Una vez más, en el 3º milenio, el carro cruel de la historia, pasa por los cuerpos chamuscados de los inocentes y el silencio de los responsables de mantenimiento de paz suena ensordecedor.

Un breve vistazo de los acontecimientos de la última década, le mostrará hasta qué punto Arabia Saudí ha sido servicial con sus aliados occidentales y hasta qué punto ha cedido ante sus exigencias beligerantes.

Un breve vistazo de los acontecimientos de la última década, le mostrará hasta qué punto Arabia Saudí ha sido servicial con sus aliados occidentales y hasta qué punto ha cedido ante sus exigencias beligerantes. La conducta camaleónica de Arabia Saudí es muy criticable cuando se trata de sus relaciones con sus vecinos. Parece que los saudíes nunca echan un vistazo a su pasado ni se detienen para meditar en su historial subrepticiamente tortuosa. La agresión de Arabia Saudí, contra Yemen que ha cobrado la vida de más de 3.000 civiles, es una violación flagrante de todos los tratados regionales e internacionales. Uno debe preguntarse cuántas inocentes más se deben morir para que las organizaciones defensores de derechos humanos se den cuenta de la gravedad de la situación.

Niños yemeníes víctimas de bombardeo saudí.

 

A estas alturas, la crisis de Yemen debe ser abordada tanto por las instituciones de justicia como por entidades humanitarias con el fin de aumentar la conciencia universal y llamar a un esfuerzo colectivo para cambiar la situación. Una sola voz, nunca sería capaz de hacer cambio mientras que aún amordazando los medios y prohibiendo las mítines y manifestaciones, nadie puede hacer callar el grito de una multitud.

Una serie de protestas falaces se están llevando a cabo con el fin de encubrir el deseo voraz de los saudíes para atacar a Yemen, una invasión que hace que uno se pregunte: "¿Por qué Yemen?" pues es el país más pobre entre los de Oriente Medio, y su poder militar es muy poco; así que, ¿será Yemen una segunda Palestina o este ataque es sólo otro paso flagrante hacia el llamado Nuevo Oriente Medio?

No ha habido ni una sola voz que hable de la "reconciliación diplomática" entre la gran variedad de voces que se sobreponen. Éticamente, la guerra nunca ha sido una solución en el ámbito internacional y regional, ni siquiera ha sido el último recurso; pero lo que parece incomprensible es el silencio de la Liga Árabe. Resumiendo todo, ¿quiénes son los que se benefician de tales conflictos entre musulmanes y musulmanas?

Es más que sabido que Oriente Medio, ha sido siempre una región estratégica desde perspectivas políticas y económicas, y las potencias mundiales han puesto desde hace mucho tiempo sus ojos en sus recursos subterráneos. Por otra parte, jugar a "propagación de la Democracia" ya no sirve de nada pues, la hipocresía de esta actitud ha salido a la luz por algunas afirmaciones absurdas acerca de la necesidad de presencia militar de Occidente en Oriente Medio como la única vía que existe para establecer la seguridad en esta región.

Ya es hora de que todos los musulmanes en todo el orbe aúnen fuerzas en nombre de la justicia, en nombre de la magnanimidad y en nombre de la soberanía, para defender a nuestros compañeros musulmanes en Yemen que son la representación exterior de los que no tienen ni voz ni voto. Ya es hora de que escuchemos la inexorable voz que reverbera en el fondo de todos y cada uno de nosotros de que SOS para Yemen no es solo un llamada urgente de ayuda.

SOS para Yemen, tiene un doble significado; no sólo 'Save Our Souls'(¡Salven nuestras almas!), sino también "Shame on Saudis"(¡Avergüéncense saudíes!).

 

Escrito por: Mehdi Ebrahim

Mehdi Ebrahim, es un analista político, comentarista e investigador sobre los asuntos del Oriente Medio. Sus principales temas de interés giran en torno al Oriente Medio, la americanización del mundo y las naciones del Golfo Pérsico.

ymc