• La embajadora de Estados Unidos en Nicaragua, Laura Dogu, en una rueda de prensa, Managua, 4 de julio de 2017.
Publicada: jueves, 27 de julio de 2017 2:24
Actualizada: jueves, 27 de julio de 2017 3:39

EE.UU. muestra preocupación por la cercanía del Gobierno de Nicaragua con Rusia, así como por la manera en la que este ha defendido a Venezuela ante la OEA.

En declaraciones a una cadena de televisión local, la embajadora de EE.UU. en Nicaragua, Laura Dogu, precisó el miércoles que a su país le interesa mucho saber todo lo relacionado con un presunto espionaje que se podría estar realizando desde territorio nicaragüense por medio de un satélite ruso instalado meses atrás.

En su momento, el Gobierno de Nicaragua rechazó que la activación de un satélite donado por Rusia tuviese como objetivo el espionaje en países de la región o Estados Unidos.

Asimismo, añadió que la cercanía del Gobierno del presidente nicaragüense, Daniel Ortega, con el Kremlin podría empujar a la aprobación en el Congreso y el Senado estadounidenses del proyecto de ley conocido como Nica Act (Nicaraguan Investment Conditionality Act of 2017).

Este proyecto busca frenar préstamos de instituciones financieras internacionales como el Banco Mundial (BM) o Banco Interamericano de Desarrollo (BID) al Gobierno de Nicaragua, “a menos que se fortalezca el sistema democrático del país”, declaró.

De aprobarse este jueves dicho proyecto, metería en problemas económicos a Nicaragua y castigaría a funcionarios del Gobierno de Ortega involucrados en casos de corrupción.

El Comité de Relaciones Exteriores deberá ratificar la Nica Act para luego enviar el proyecto al plenario de la Cámara de Representantes, donde sería sometida a votación. Esta ley puede ser aprobada por mayoría o por dos tercios de los votos de los legisladores.

La funcionaria norteamericana explicó que otro punto a considerar es la postura que ha tomado el país centroamericano respecto a Venezuela ante la Organización de Estados Americanos (OEA), en donde ha salido en defensa de su par venezolano, Nicolás Maduro.

“Eso también influye porque Nicaragua ha estado hablando incluso más fuerte que la misma Venezuela en favor de Venezuela. Es normal que un país lo haga para sí mismo, pero no que otro lo haga”, expresó.

lvs/anz/aaf/rba