• Inmigrantes, el gran problema de López Obrador y Biden
Publicada: miércoles, 15 de septiembre de 2021 7:51
Actualizada: miércoles, 15 de septiembre de 2021 9:26

La inmigración de centroamericanos y ahora caribeños hacía México, es un asunto que requiere atención urgente.

Miles de ellos intentan cruzar territorio mexicano para llegar a Estados Unidos, pero cada vez es más difícil.

Los inmigrantes centroamericanos y haitianos han encontrado un muro inesperado en México. La Guardia Nacional, agentes de Migración y policías locales en Chiapas, no los dejan avanzar hacia la frontera con Estados Unidos.

Según la Secretaría de Gobernación, en las pasadas tres semanas, 6500 migrantes han sido expulsados por agentes migratorios mexicanos hacia Guatemala provenientes de Estados Unidos. Por esta razón, se incrementaron de manera exponencial las solicitudes de refugio.

Para organizaciones civiles e investigadores del tema de la inmigración, las autoridades mexicanas y estadounidenses, deben dejar la política de contención y ver las oportunidades que ofrecen los migrantes.

Los números oficiales muestran que por cada incremento del 1 % de la población migrante su Producto Interior Bruto (PIB) crece 1.5 % y en la Ciudad de México, por ejemplo, el 31 % de fundadores de compañías digitales son extranjeros y a nivel global, el 45% de las empresas incluidas en la publicación Fortune 500, fueron fundadas por un inmigrante.

En México, se necesitan condiciones legales para incluir a los inmigrantes a la economía formal.

Para organismos dependientes de la ONU como la ACNUR, México ha pasado de ser un país solo de tránsito a uno de destino para los miles de migrantes centroamericanos y caribeños.

La ola de migrantes que esperan cruzar México hacia Estados Unidos, ha dejado imágenes de personas en condiciones de hacinamiento deplorables en el sur del país. Urgen políticas nuevas para proteger el derecho de tránsito por territorio mexicano.

 Arturo Calvillo, Ciudad de México.            

mag/rba