• Gobierno mexicano sostiene reforma educativa, pese a presiones
Publicada: viernes, 19 de agosto de 2016 1:27
Actualizada: viernes, 19 de agosto de 2016 1:55

En México, mientras no hay acuerdos con el Gobierno, la disidencia magisterial sigue con bloqueos de carreteras y amenaza con no regresar a clases.

La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), aun no logra su objetivo principal: derogar la reforma educativa. El Gobierno federal acepta reuniones con la dirigencia de la CNTE, pero no cede en las peticiones de los maestros, quienes elevarán la presión contra el Gobierno a partir de la próxima semana.

Las autoridades mantienen su confianza en que los maestros cumplan con la ley educativa. Mientras tanto, los bloqueos siguen en varios estados.

La actividad económica se ha visto seriamente dañada por los bloqueos. Los empresarios hablan de hasta mil millones de dólares de pérdidas en 3 meses del conflicto magisterial. La CNTE insiste en que el Gobierno federal mantiene oídos sordos a sus peticiones.

Las pláticas y negociaciones entre la Secretaría de Gobernación y la CNTE prácticamente están en un punto muerto. En las últimas seis reuniones, por lo menos, no han logrado acuerdos de ninguna especie.

Esto pone en riesgo que cientos de miles de niños no tengan clases a partir del próximo lunes cuando inicie el ciclo escolar, porque los maestros disidentes aun no han decidido regresar a las aulas.

Arturo Calvillo, Ciudad de México.

xsh/rba

Commentarios