• Miembros del Parlamento libio.
  • Conversación de Libia con ONU
Publicada: miércoles, 10 de junio de 2015 1:36

El Parlamento de Libia rechazó el martes la propuesta de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para formar un Gobierno de unidad, reveló un oficial.

El presidente del Parlamento libio, Agila Saleh, ordenó a la delegación libia que se encuentra en Sjirat (Sur de Rabat, capital de Marruecos) que abandonara las negociaciones de paz con el Gobierno paralelo que se formó tras la caída del exdictador egipcio Muamar Gadafi en 2011.

Tras la caída de Gadafi y la intervención militar extranjera, Libia sufre una profunda crisis política: en este país existen dos gobiernos y dos parlamentos, al tiempo que no cesan los combates entre milicias rivales; y todo ello ha posibilitado la aparición de grupos terroristas.

Al parecer, parte de la delegación libia en las negociaciones de paz no ha cumplido con la exigencia del presidente del Parlamento libio y viajará mañana a Berlín, capital alemana, donde continuarán las conversaciones con la oposición libia bajo el auspicio de la Misión de las Naciones Unidas en Libia (MANUL).

Diálogos interlibios auspiciados por la ONU en Sjirat (Marruecos).

 

Al mismo tiempo, el portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., Jeff Rathke, confirmó que en estos momentos las delegaciones de los dos Gobiernos libios viajan rumbo Berlín.

“Hemos visto algunos informes que indican que algunos en la Casa libia de Representantes basada en [la ciudad] de Tobruk (noreste) quieren retirar a sus negociadores, pero a pesar de estos informes, a nuestro saber las delegaciones de las dos partes están en ruta hacia Berlín para mantener reuniones adicionales”, dijo.

El lunes la ONU presentó a las partes libias el borrador de una propuesta para crear un Gobierno de unidad. La propuesta contempla proteger la integridad territorial y nacional de Libia e incluye a las partes involucradas en la estructura del poder.

La crisis libia se intensifica cada vez más, dado que en estos momentos hay cerca de 1 700 grupos armados activos en el país. Luchan entre sí por el control de recursos y territorio, pero a su paso siembran cadáveres. Si incluimos los enfrentamientos para derrocar a Gadafi, se puede hablar de unos 30 000 muertos y  50 000 heridos.

Miembros del EIIL en Libia.

 

Para agravar aun más la situación, el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) se aprovechó del vacío de poder y de la crisis libia para ampliar su radio de acción al país norteafricano, donde gana terreno día a día comete crímenes de lesa humanidad.

La presencia de Daesh a las puertas de su continente preocupa a los países europeos, quienes hace 4 cuatro años atacaron Libia con el supuesto objetivo de restablecer la paz, algo que claramente no han conseguido.

hgn/nii/