• El presidente de EE.UU., Barack Obama.
Publicada: viernes, 11 de marzo de 2016 9:15
Actualizada: viernes, 11 de marzo de 2016 11:23

El presidente de EE.UU., Barack Obama, criticó a Francia y el Reino Unido por haber hecho una intervención militar en Libia en 2011, que resultó en el derrocamiento de Muamar Gadafi.

El primer ministro británico, David Cameron, se "distrajo" y el entonces presidente francés Nicolas Sarkozy deseaba promover su país durante la intervención militar dirigida por la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en Libia en 2011, afirmó Obama durante una entrevista concedida a la revista The Atlantic.

 Además, aseguró que debido a que las operaciones de OTAN no lograron buenos resultados, "hay espacio para las críticas".

Cameron dejó de prestar atención poco después de la operación militar porque pronto se "distrajo por una variedad de otras cosas", mientras que Sarkozy quería "tocar la trompeta a los vuelos que enviaba a la campaña aérea, a pesar del hecho de que nosotros habíamos acabado con las defensas aéreas y esencialmente establecimos toda la infraestructura" para la operación, añadió Obama.

Entre otros países europeos, Francia y el Reino Unido, en la actualidad, están llevando a cabo operaciones clandestinas en Libia para frenar supuestamente el avance del grupo takfirí EIIL (Daesh, en árabe).

Después de la intervención occidental en Libia en 2011, y del posterior vacío de poder creado con la caída del exdictador libio Muamar Gadafi, la nación árabe se ha visto inmersa en una de sus peores crisis de seguridad.

La total anarquía ha propiciado la profusión de bandas terroristas. Hoy día, Daesh, que opera generalmente en Irak y Siria y controla extensos territorios en el norte y noreste libio, busca convertir a este país norteafricano en su patio trasero.

Los sectores de Inteligencia de EE.UU. estimaron en febrero que esta banda terrorista ahora goza de unos 6000 integrantes en sus filas en Libia, una cifra más que el doble de lo que se creía y que pone en manifiesto el auge de esta banda ultraradical en Libia.

El jueves, los expertos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en un informe anunciaron que Daesh ha expandido considerablemente su control sobre Libia, estimulando una demanda de armas entre las partes en conflicto para confrontar esta amenaza.

Los terroristas de Daesh tras expulsar a sus rivales de la ciudad costera de Sitre, establecieron su bastión en esta localidad y así se convirtió en el actor militar y político más significativo en la región, agregaron.

mkh/ctl/hnb