• Esta foto difundida por el Ministerio de Asuntos Exteriores de Japón muestra la plataforma de gas china, que según Tokio, tiene instalado un radar.
Publicada: lunes, 8 de agosto de 2016 5:51
Actualizada: lunes, 8 de agosto de 2016 10:28

Japón protesta por la instalación de un radar chino en una plataforma de exploración de gas en el mar de la China Meridional cerca de las aguas en disputa.

La Cancillería japonesa dijo el domingo que China había colocado un radar de búsqueda y cámaras de vigilancia en una de las estructuras marinas de una plataforma de gas cerca de una zona reclamada por ambos países.

Un portavoz del Ministerio japonés de Asuntos Exteriores emitió la protesta de Tokio: “hacemos un llamamiento por la inmediata eliminación de los equipos”, insistiendo en que el país nipón “no puede aceptar” estas medidas.

Hacemos un llamamiento por la inmediata eliminación de los equipos”, reclama un portavoz de la Cancillería japonesa.

El vocero explicó que la República Popular de China posee 16 plataformas de gas en las “aguas internacionales” del mar de la China Meridional, las cuales, en su opinión, se están usando para objetivos militares.

En este contexto, manifestó que este tipo de radar, detectado el pasado mes de junio por Tokio, normalmente se instala en los buques de patrulla y no es vital ni necesario para las plataformas de exploración de gas, por lo que pidió explicaciones a Pekín.

Hasta el momento, los Ministerios de Exteriores y de Defensa de China no han comentado sobre el radar o la protesta de Japón sobre el tema.

Se trata de otro punto de tensión entre estas dos naciones que están involucradas en una disputa sobre los islotes, conocidos como Senkaku en japonés y Diaoyu en chino. Japón ya ha rechazado también en reiteradas ocasiones la presencia de los barcos chinos cerca de esta islas.

Las islas Senkaku o Diaoyu en el mar de la China Meridional.

 

Las islas en disputa, a unos 150 kilómetros al noreste de Taiwán, están deshabitadas y tienen en total una superficie de unos siete kilómetros cuadrados y algunos sostienen que podrían albergar importantes recursos marinos y energéticos.

Cabe mencionar que el Centro estadounidense de Estudios Estratégicos e Internacionales, con sede en Washington (capital estadounidense), informó el pasado mes de febrero que China está construyendo un radar de alta frecuencia en una de las isletas artificiales de las Spratly, en aguas del mar de la China Meridional.

China reclama como suyo casi un 90 % del territorio en litigio, en especial las islas Spratly, una región crucial para el comercio mundial, en detrimento de otros países como Vietnam, Filipinas, Malasia y Brunéi. Por lo tanto, ordenó en mayo de 2015 la construcción de islas artificiales en esa zona considerando indiscutible su soberanía.

zss/ktg/rba