• El secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Jens Stoltenberg, 16 de febrero de 2017
Publicada: viernes, 17 de febrero de 2017 10:46

La OTAN anuncia nuevos planes para reforzar su presencia en el mar Negro, cerca de las fronteras rusas.

"La OTAN está reforzando el componente terrestre y naval de su presencia en el mar Negro para llevar a cabo ejercicios y recoger información sobre la situación en la región", anunció el jueves el secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Jens Stoltenberg, en declaraciones a la prensa.

Aseguró que las acciones de la OTAN "corresponderán a sus compromisos internacionales, incluida la Convención de Montreux". "Todas esas medidas tienen un carácter defensivo y no buscan aumentar tensiones", agregó.

La OTAN está reforzando el componente terrestre y naval de su presencia en el Mar Negro para llevar a cabo ejercicios y recoger información sobre la situación en la región", anunció el secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Jens Stoltenberg.

También dijo que los ministros de Defensa de la Alianza Atlántica han discutido las perspectivas del despliegue de nuevas tropas en Estonia, Letonia, Lituania y Polonia. "Esperamos que cuatro grupos de combate internacionales estén listos para el combate en junio", sintetizó el secretario general de la OTAN.

 

Para Stoltenberg, esas tropas "muestran la cooperación trasatlántica y la determinación de la OTAN" y "mandan una señal clara a cualquier potencial agresor".

En otro punto, se refirió a las declaraciones del ministro de Defensa ruso, Serguei Shoigu, según las cuales, Rusia está dispuesta a reanudar la cooperación con Washington, pero rechaza la intención del Pentágono de utilizar el diálogo de la fuerza, y señaló que la OTAN quiere mantener unas relaciones más constructivas con Rusia, pero al mismo tiempo debe reforzar sus medidas de contención.

"Queremos desarrollar un diálogo con Rusia, no queremos aislar a Rusia, no necesitamos una nueva Guerra Fría, estamos trabajando para lograr unas relaciones más constructivas con Rusia", afirmó, añadiendo que la organización "continuará por este camino".

En este sentido, el secretario general de la OTAN subrayó que el diálogo de la fuerza funcionó durante la Guerra Fría y funcionará ahora. "Podemos dialogar y al mismo tiempo mantener un enfoque duro y predecible y garantizar una contención segura", sostuvo.

"Eso funcionó durante la Guerra Fría con la Unión Soviética, y es una estrategia adecuada de comunicación con Rusia en la actual y totalmente nueva situación en materia de seguridad", advirtió Stoltenberg.

La OTAN, que tras el surgimiento de la crisis en Ucrania en 2014, experimenta un empeoramiento de sus relaciones con Rusia hasta niveles no vistos desde la Guerra Fría, multiplicó sus maniobras militares y patrullas marítimas, terrestres y aéreas en el este de Europa, además de aumentar su presencia militar en los países bálticos.

Rusia ha estado acusando a la OTAN de haber aumentado considerablemente su presencia militar en Europa del Este, cerca de sus fronteras, haciendo peligrar la seguridad de la región. Mientras la Alianza Atlántica justifica el despliegue de maquinaria de guerra con el argumento de una posible "agresión" rusa, Moscú en respuesta coloca sus más sofisticados armamentos en sus regiones occidentales y realiza ejercicios militares a gran escala en su suelo.

mep/ctl/hnb

Commentarios