• El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov
Publicada: jueves, 4 de junio de 2015 4:11

El ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguei Lavrov, afirmó que Irán se convertirá en un miembro de la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS) tras el logro de un posible acuerdo nuclear.

"Todos nosotros abogamos por elevar el estatus de Irán en nuestra organización si se resuelve de manera amplia el caso nuclear", afirmó Lavrov después de una reunión ministerial de la OCS, celebrada el miércoles.

Todos nosotros abogamos por elevar el estatus de Irán en nuestra organización si se resuelve de manera amplia el caso nuclear", afirmó Lavrov.

Lavro destacó, asimismo, que Irán ha participado activamente desde 2005 en las actividades de esa organización como un miembro observador.

En 1996, China, Kazajistán, Kirguistán, Rusia y Tayikistán (los Cinco de Shanghái) firmaron un convenio con el objetivo de fortalecer la confianza militar en las zonas fronterizas y posteriormente Uzbekistán ingresó a esta entidad regional en 2001.

A partir de 2005, Irán, junto con La India, Mongolia y Paquistán, se integró al organismo como miembro observador, formando la actual Organización de Cooperación de Shanghái que vela por fomentar cooperaciones intergubernamentales en materia de seguridad, economía y cultura.

En otra parte de sus declaraciones, el jefe de la Diplomacia rusa se mostró optimista respecto a los resultados de las conversaciones sobre el caso nuclear iraní y recalcó que no hay obstáculos para alcanzar un pacto integral entre Teherán y el Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania).

Canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif (decha), y el secretario de Estado estadounidense, John Kerry (izqda), durante las conversaciones nucleares.

 

"Tampoco surgirán problemas si todos los participantes de los diálogos siguen los marcos políticos acordados en Lausana (Suiza) durante el encuentro de los ministros de Exteriores”, agregó.

A su juicio, "está claro que hay progresos en las pláticas. Aunque no han concluido las conversaciones, estamos dando pasos hacia adelante".

El pasado 2 de abril, Irán y el Sexteto llegaron a un principio de acuerdo sobre el programa de energía nuclear del país persa en la ciudad suiza de Lausana que sirve de base para el logro de un acuerdo exhaustivo entre las partes.

Irán, según el principio de acuerdo de Lausana, exige que las sanciones unilaterales impuestas por el Occidente se levanten el día en que entre en ejecución el pacto final. Además afirma que no permitirá ningún tipo de inspección a sus centros militares, como parte de un acuerdo nuclear final.

kaa/ktg/hnb

Commentarios