• El primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu

    El primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu

El acuerdo marco consensuado entre Irán y el Grupo 5+1 sobre el programa de energía nuclear del país persa ha enfurecido al régimen de Israel cuya supervivencia depende del terror que siempre ha provocado presentando a la República Islámica como una amenaza para la paz mundial.

Ahora, el acuerdo que viene a disipar todas las infundadas dudas respecto a los objetivos pacíficos que sigue Irán en su programa nuclear, ha provocado la ya esperada reacción del primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, quien ha declarado que un acuerdo de esta índole “amenaza la supervivencia” del régimen de Israel.

Así lo ha reflejado este viernes en su cuenta de Twitter, el portavoz del régimen israelí, Mark Regev, citando parte de una conversación telefónica mantenida el jueves entre el presidente estadounidense, Barack Obama, y Netanyahu, al respecto.

Obama llamó a Netanyahu poco después de alcanzar el acuerdo Irán-Sexteto para informarle que el acuerdo marco representa “un avance significativo hacia una solución estable”.

En respuesta a estas declaraciones, Netanyahu reiteró que el acuerdo marco no bloquearía la vía de Irán hacia la bomba, sino que la abriría. “Aumentaría los riesgos de proliferación nuclear y expondría a los riesgos de una guerra horrible”, ha alegado.

El régimen israelí lanza tales acusaciones en contra del programa de energía nuclear iraní, al mismo tiempo que cuenta con más de 200 ojivas nucleares y se niega a adherirse al Tratado de No Proliferación (TNP), además de que tampoco permite inspecciones a sus instalaciones nucleares.

Según algunos analistas, se está agrandando la brecha que se ha abierto últimamente entre el régimen de Tel Aviv y Washington. Las relaciones se han enfriado debido primero a las medidas que ha tomado el régimen de Tel Aviv para sabotear los diálogos nucleares y segundo a la postura de Benyamin Netanyahu que insiste en sus planes para ampliar los asentamientos ilegales en los territorios ocupados palestinos.

Aun así, muchos otros analistas recuerdan que EE.UU. y el régimen israelí siguen los mismos objetivos en el mundo y a pesar de estas disputas, seguirán siendo aliados en muchos aspectos; militares, económicos y políticos.

Cabe mencionar que Irán y el G5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia, China y Alemania) han estado dialogando desde hace año y medio en pos de un acuerdo definitivo sobre el programa de energía nuclear iraní, después de suscribir un pacto preliminar en noviembre de 2013.

El acuerdo marco nuclear fue anunciado la noche del jueves desde Suiza por el canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, y la jefa de la Diplomacia de la Unión Europea (UE), Federica Mogherini.

ymc/ncl/rba

Publicada: viernes, 3 de abril de 2015 6:54
Commentarios