• Un caza británico tipo Tornado despega de la base aérea de Akrotiri, en Chipre, para unirse a una operación de la llamada coalición anti-Daesh, 22 de septiembre de 2016.
Publicada: domingo, 23 de abril de 2017 15:41

El líder laborista británico asegura que si llegase a ganar los próximos comicios generales de su país, suspendería los ataques aéreos británicos sobre Siria.

Jeremy Corbyn afirmó que con un Gobierno laborista en el poder, no dudaría en dar las órdenes pertinentes a fin de que se suspendan los ataques aéreos británicos contra blancos en Siria, según recogen este domingo diarios locales.

Además, asegura que en el caso de que se convirtiera en el primer ministro del Reino Unido, no dudaría en reclamar al presidente estadounidense Donald Trump, la reanudación de las conversaciones de paz en Ginebra.

Yo diría al presidente Trump que no hiciese caso alguno a los intereses de quienes quieren continuar con esta guerra, y que, entre todos deberíamos acelerar el proceso de Ginebra”, manifiesta el líder laborista británico, Jeremy Corbyn.

Los aviones de combate de la Real Fuerza Aérea británica (RAF, por sus siglas en inglés) englobados dentro de la llamada Coalición internacional contra el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) liderada por EE.UU., realizan supuestamente bombardeos contra las posiciones de la mencionada banda terrorista en Siria e Irak.

“Yo diría al presidente Trump que no hiciese caso alguno a los intereses de quienes quieren continuar con esta guerra, y que, entre todos deberíamos acelerar el proceso de Ginebra”, ha manifestado Corbyn.

Asimismo, el político británico ha comentado que pediría a Trump que también suspendiera los bombardeos de EE.UU. sobre Siria, y, en su lugar, permitiese que la investigación de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre el reciente ataque químico en la localidad de Jan Sheijun, en Siria, diera sus frutos, con el fin de esclarecer la autoría del mismo.

 

De acuerdo con Corbyn, el fin de la crisis siria pasa por una solución política y no bélica como hasta ahora. Además, pone en tela de juicio la legalidad de los bombardeos de la mencionada coalición liderada por EE.UU. en Irak y Siria.

El pasado 18 de abril, Theresa May, la premier británica, convocó de manera inesperada el adelanto de las elecciones de 2020 al próximo 8 de junio, bajo el argumento de que necesita fortalecer su posición ante las negociaciones del Brexit, término utilizado para hablar de la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE).

krd/ktg/snr/hnb

Comentarios