• Egipto desmantela un equipo que hacía fotos falsas sobre Alepo
Publicada: martes, 20 de diciembre de 2016 14:33
Actualizada: martes, 20 de diciembre de 2016 15:36

La Policía egipcia arrestó a cinco personas por hacer fotos de supuestos ‘niños heridos’ en las operaciones del Ejército sirio para liberar Alepo.

El Ministerio egipcio del Interior, en su página oficial de Facebook, informó el lunes de que cuatro hombres y una mujer, acompañados por dos menores, han sido detenidos en las ruinas de un edificio demolido en la provincia egipcia de Puerto Saíd.

Uno de los menores de edad, que se encontraba de pie con un vestido blanco cubierto de 'sangre', llamó inmediatamente la atención de un oficial de policía que pasaba por el lugar. Luego se determinó que la sangre sobre la niña, que también sujetaba un oso de peluche y tenía un vendaje falso, resultó ser pintura.

El equipo de filmación, que incluía a los asistentes del fotógrafo y los padres de los niños, fue detenido", anunció el Ministerio egipcio del Interior.

Según se reporta, el fotógrafo admitió que iba a publicar tales fotografías en las redes sociales como si fueran imágenes de Alepo, y así acusar al Ejército sirio y sus aliados de perpetrar ataques contra la población civil en tal localidad.

 

"El equipo de filmación, que incluía a los asistentes del fotógrafo y los padres de los niños, fue detenido", anunció la Cartera egipcia.

Medios egipcios han informado este martes que el fotógrafo permanecerá detenido durante el transcurso de las investigaciones correspondientes, mientras que el resto fue puesto en libertad bajo fianza.

Desde el inicio de las operaciones del Ejército sirio para hacerse con el dominio de Alepo, la propaganda de los medios de comunicación del Occidente y de la región contra el Ejército sirio se ha recrudecido hasta el punto de que, sistemáticamente, se están ocultando las imágenes en las que se puede ver a la población de esta ciudad celebrando la victoria.

Un ejemplo de lo dicho es la foto de una niña llamada Aya con el rostro cubierto de sangre, que apareció en gran número de medios de comunicación occidentales e impactó al mundo, pero es, en verdad, una farsa, porque no se tomó en Alepo, sino en el hospital de Talbisa, en Homs.

mkh/anz/snr/rba

Commentarios