• El presidente de EE.UU., Joe Biden, y el príncipe heredero saudí, Muhamad Bin Salman Al Saud.
Publicada: viernes, 20 de mayo de 2022 7:06
Actualizada: viernes, 20 de mayo de 2022 7:42

La Administración de Biden planea una reunión con el príncipe heredero saudí por lo que aparentemente ha olvidado violaciones de DDHH y el asesinato de Khashoggi.

La Casa Blanca está trabajando para organizar una posible reunión entre Joe Biden y el príncipe heredero saudí, Muhamad Bin Salman Al Saud, señalaron fuentes familiarizadas con el asunto, bajo condición de anonimato, citadas el jueves por la cadena CNN.

Actualmente, Arabia Saudí ocupa la presidencia del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG, integrado por los países árabes ribereños al Golfo Pérsico), por consiguiente cualquier encuentro entre Biden y Bin Salman, probablemente coincidiría con un evento de este consejo en Riad (capital saudí), afirmaron las fuentes.

De darse la reunión, evidenciaría el cambio radical de postura de Biden, quien alguna vez calificó a Arabia Saudí de un “paria”, sin “valor redentor social” por sus violaciones a los derechos humanos, y prometió pedir cuentas al reino saudí por el asesinato del disidente Jamal Khashoggi en 2018, además de poner fin al apoyo estadounidense a la invasión saudí a Yemen.

 

Desde que asumió al cargo, Biden optó por tratar solo con el jefe de Estado oficial de Arabia Saudí, el rey Salman bin Abdulaziz Al Saud, y evitar un contacto con el príncipe heredero. “El homólogo del presidente es el rey Salman”, dijo en su día la portavoz de la Presidencia estadounidense, Jen Psaki.

Cita Biden-Bin Salman: ¿Por qué ahora?

Las conversaciones sobre un acercamiento con el mayor exportador mundial de petróleo crudo se producen en medio de la escalada sin precedentes de los precios de combustibles en Estados Unidos, país que sufre su peor crisis energética en los últimos 50 años, según estadísticas, tras cortar la importación del petróleo ruso por la guerra de Ucrania.

La Casa Blanca no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios. Pero, la planificación, informada el jueves, evidencia que no fueron más que lemas las palabras del presidente demócrata al criticar a su predecesor, Donald Trump, por sus lazos cercanos con Riad y anteponer los intereses económicos a los derechos humanos.

Es menester mencionar que Arabia Saudí se niega repetidamente, en nombre de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), a aumentar la producción de petróleo para de esta manera bajar los precios del oro negro en el mercado global, en medio de la crisis ucraniana. La OPEP aún no ve necesidad de cambiar de planes, pese a la crisis.

tmv/ctl/