• El presidente saliente de EE.UU., Donald Trump, escucha un discurso de su vicepresidente, Mike Pence, en la Casa Blanca, 26 de febrero de 2020. (Foto: Getty Images)
Publicada: domingo, 10 de enero de 2021 7:25
Actualizada: domingo, 10 de enero de 2021 8:18

El vicepresidente de EE.UU. asistirá el 20 de enero a la ceremonia de investidura de Joe Biden, desmarcándose así de Donald Trump, quien anunció que no acudiría.

De acuerdo con un informe de la cadena de noticias local NBC, el vicepresidente saliente de EE.UU., Mike Pence, tiene previsto tomar parte en la juramentación del presidente electo de Estados Unidos, el demócrata Joe Biden, el próximo 20 de enero.

El medio estadounidense, citando a fuentes conocedoras de la decisión de Pence, señala que él se personará en el evento acompañada de su esposa, Karen.

Pence, quien fuera hasta hace pocos días el más fiel escudero del todavía mandatario de EE.UU., Donald Trump, toma distancia y se decanta por seguir los protocolos de un traspaso de poder pacífico.

El aun inquilino de la Casa Blanca y un grupo de diputados y senadores republicanos apuestan por mantener su reclamo de fraude electoral y no reconocen el triunfo del demócrata, certificado el pasado 6 de enero en la lectura de votos del Colegio Electoral en el Congreso.

Previo a la reunión bicameral del Congreso, Pence rechazó las exigencias de Trump de no tomar parte en ella, argumentando que la Constitución de EE.UU. no le permitía. Su negativa llevó a que Trump, haciendo caso omiso a sus explicaciones, cargara contra él en un mitin celebrado muy cerca del edificio del Capitolio en Washington D.C.

 

A partir de este momento, los acontecimientos tomaron un rumbo inesperado desencadenándose en la toma del Capitolio por un grupo de manifestantes, arengados por Trump con su discurso repetitivo de fraude electoral para evitar que se validara a Biden como el 46.º presiente de EE.UU. 

Dos días después, Trump llegó a aceptar el triunfo de Biden en las elecciones del 3 de noviembre, pero declaró que no asistiría a la toma de posición. Sin embargo, el magnate neoyorquino se volvió a retractar de sus declaraciones sobre su promesa de facilitar una transición ordenada de poderes, según varios informes publicados el sábado.  

Se espera que la ceremonia de investidura de Biden sea muy austera y con todas las medidas sanitarias, ante la pandemia del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19, que sigue causando un verdadero estrago en Estados Unidos, siempre y cuando los seguidores de Trump no vuelvan a hacer acto de presencia frente las escalinatas del Capitolio.

krd/ctl/mkh