• Los presidentes de EEUU, Donald Trump (dcha.), y de Rusia, Vladimir Putin, Vietnam, 11 de noviembre de 2017.
Publicada: viernes, 8 de diciembre de 2017 22:50
Actualizada: sábado, 9 de diciembre de 2017 1:21

El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha aprobado este viernes nuevas sanciones contra Rusia al acusarla de transgredir un tratado sobre misiles balísticos.

El inquilino de la Casa Blanca ha impuesto nuevas sanciones a Rusia por presuntas violaciones del Tratado INF para la eliminación de misiles nucleares de mediano y corto alcance, mediante el despliegue de un misil de crucero prohibido.

De acuerdo con un alto cargo de la Administración estadounidense citado por el diario local Politico, las medidas punitivas se dirigen a “las compañías rusas que han proporcionado tecnología para ayudar a desarrollar la nueva arma prohibida por el INF”.

La fuente, que ha hablado bajo condición de anonimato, ha agregado que la decisión de Trump, se tomó después de una larga revisión realizada por el Consejo de Seguridad Nacional.

El objetivo detrás de las sanciones es señalar a Rusia que Trump se toma en serio las violaciones de los tratados y que “cambiará el cálculo económico” del Gobierno de su homólogo ruso, Vladimir Putin.

 

El pacto firmado en 1987, que prohíbe todos los misiles de crucero con base en tierra con un alcance de entre 500 y 5500 kilómetros, sirvió de un referente para el control de armas en los últimos años de la Guerra Fría. La eliminación de arsenales fue corroborada por inspecciones recíprocas efectuadas durante la pasada década.

Sin embargo, en los últimos años, Washington ha acusado a Moscú de infringir el pacto. Mientras tanto, desde Moscú desmienten tajantemente estas acusaciones. El vicecanciller ruso, Serguéi Ryabkov, recalca que su país secunda el cumplimiento del INF, algo que “requiere un enfoque más responsable” por parte de Washington.

Rusia ha denunciado una y otra vez que es EE.UU. el que incumple el acuerdo al desplegar escudos antimisiles, como Aegis Ashore, cerca de las fronteras occidentales rusas.

En abril pasado, el almirante Harry Harris, comandante del Mando del Pacífico, puntualizó que Washington estudiaba la posibilidad de renegociar el Tratado INF, firmado por Rusia y EE.UU., o incluso de retirarse del mismo.

mjs/ctl/snz/mkh